Valladolid

El ciclocarril a 30 por hora sumará 10 kilómetros hacia Rondilla, Circular y zona este

Operarios señalizan los primeros tramos de ciclocarril en la plaza de Poniente. /G. VILLAMILGráfico
Operarios señalizan los primeros tramos de ciclocarril en la plaza de Poniente. / G. VILLAMIL

El Ayuntamiento sacará el nuevo contrato de señalización antes de final de año con una inversión de 140.000 euros

J. Asua
J. ASUAVALLADOLID

La apuesta del equipo de gobierno municipal es firme. Y su objetivo también: conseguir una ciudad con un tráfico más calmado y dar su espacio a los ciclistas en una medida que busca implantar una movilidad sostenible y pacífica. El Ayuntamiento de Valladolid sacará, antes de que finalice el año, un nuevo contrato para ampliar la red de ciclocarrilles y ciclovías de la capital. El pliego prevé una inversión de 140.000 euros, IVA incluido, para doblar el número de kilómetros actuales limitados a una velocidad de 30 por hora. Los nuevos tramos contemplados en el proyecto, que se suman a los cerca de diez mil metros en servicio ahora, cierran, por un lado, la red que recorre el centro del municipio e inician la conexión de esta con los barrios.

En esta tercera tanda, la empresa adjudicataria se encargará de pintar en la calzada el símbolo de la bicicleta y de la prohibición de rebasar los 30 kilómetros en 16 recorridos, en cuyos cruces regulados con semáforos también se habilitará una zona de detención adelantada para dar prioridad en la salida a los usuarios de las dos ruedas, motos incluidas. Una primera zona será el entorno de la plaza de San Miguel, en calles como San Ignacio, San Diego, Doctor Cazalla o Felipe II. También Gondomar y Torrecilla pasarán a contar con esta señalización, al igual que el recorrido entre la plaza de la Cruz Verde y la de España por San Luis, Nicolás Salmerón, Dos de Mayo y plaza de Madrid.

El futuro espacio para los patinetes eléctricos

A la espera de una regulación específica para los patinetes eléctricos, el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, apunta que la red de ciclocarriles que se está extendiendo por la ciudad se apunta como el canal más adecuado para circular con estos dispositivos, que la Dirección General de Tráfico ya ha dejado claro que deben salir de las aceras por el peligro que conllevan para los peatones. «Es la línea que se ha seguido en Madrid y la que parece más lógica», avanza el edil responsable del área.

En el entorno de San Juan se incluyen las calles Alamillos, Huelgas y Don Sancho y en el de la Circular entran vías como José Lacort, Cruz Verde y Tudela. Por primera vez, estos canales con preferencia para los usuarios del pedal saltan la zona centro para llegar a Rondilla (Mirabel, Soto, avenida de Palencia y Cardenal Cisneros), mientras que ya están planificadas rutas señalizadas en las calles Estación y Vía y desde San Isidro hasta la calle Merced.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, destaca que la implantación de esta red está ayudando a calmar el tráfico allá por donde discurre y los conductores asumen ya la circulación de las bicicletas con un mayor respeto, un hecho que se constata desde los colectivos de defensa de este medio de transporte, como la Asamblea Ciclista, que siempre ha defendido la necesidad de contar con un espacio seguro dentro de la calzada.

Carril-bici en Filipinos

Entre las nuevas obras previstas, el edil anuncia también un carril-bici segregado en el Paseo de Filipinos para rodear el Campo Grande por su lateral del Paseo de Zorrilla. Gamazo y Miguel Íscar serán otras dos calles con un canal de velocidad limitada y preferencia para los ciclos.

Los planos que prepara el Gabinete de Movilidad ya contemplan la implantación de esta red al otro lado del río. Los barrios de La Victoria, Girón, Huerta del Rey y Parquesol serán los siguientes en este proyecto. La finalidad es que los que se mueven en bicicleta cuenten, allá donde no tengan un canal de circulación exclusivo, con rutas que les permitan recorrer toda la ciudad sin poner en riesgo su integridad.

Este nuevo contrato de señalización de ciclocarriles es un paso más para generalizar la limitación de la velocidad en toda la trama urbana con el objetivo de reducir el número de accidentes y sus consecuencias, una idea que el ejecutivo local tiene clara como se demostró en el último pleno municipal, donde se aprobó una moción para que la DGT incluya esta obligación en el Reglamento General de Circulación.

 

Fotos

Vídeos