Las catas para las obras de la Plaza Mayor de Valladolid hallan restos de la Iglesia de Jesús

Catas en la calle Jesús. /El Norte
Catas en la calle Jesús. / El Norte

Saravia ha explicado que «era obvio» que iban a encontrarse restos de la iglesia que fue demolida y ha afirado que los hallazgos «no son relevantes»

El Norte
EL NORTEValladolid

Los sondeos arqueológicos que se llevan a cabo de manera previa a las obras de los nuevos accesos al aparcamiento de la Plaza Mayor de Valladolid han sacado a la luz restos de la cimentación y de parte de los muros de la parte de la Iglesia de Jesús Nazareno que fue demolida, que según el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, no tendrán relevancia suficiente como para condicionar el proyecto.

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús ha informado este jueves a través de su página de Facebook del hallazgo de la cimentación de la parte de la iglesia que se demolió a finales del siglo XIX cuando se llevaron a cabo obras de urbanización en el entorno de la Plaza Mayor, así como la cimentación de la fachada actual, que se levantó en la misma época.

En declaraciones a Europa Press, Manuel Saravia ha explicado que «era obvio» que iban a encontrarse restos de la iglesia que fue demolida, por lo que ha precisado que habrá que «datarlos, medirlos y documentarlos», si bien ha restado relevancia al hallazgo y ha considerado que no cree que estos antiguos cimientos condicionen el proyecto de accesos al aparcamiento subterráneo, que tendría el túnel de salida bajo la calle Jesús.

En estos tres días de trabajos, ha añadido Manuel Saravia, ya se han abierto las cuatro catas que se preveía realizar -tres en la calle Jesús y una en Manzana- y, además de estos cimientos de la iglesia, el único lugar donde podría haber restos de alguna antigua vivienda es en la excavación que se lleva a cabo en la calle Jesús junto al edificio de Correos, donde al parecer se han encontrado algunos cimientos y muros de casas.

La Iglesia de Jesús Nazareno se comenzó a construir, según señala la Cofradía en su web, en el año 1665 con unas dimensiones mayores que las que tiene actualmente. El motivo de la reducción fue que en 1880, cuando una de las naves de la iglesia presentaba un estado «al borde del derrumbe», el Ayuntamiento expropió una parte de la misma para derribarla y alinearla con lo que es la actual calle de Jesús, como parte de un proyecto de reurbanización del centro de la ciudad.

 

Fotos

Vídeos