La carrera a la Alcaldía de Valladolid comienza sin certezas sobre los grandes proyectos

Obras bajo las vías en la plaza de Rafael Cano (Pilarica)/Ramón Gómez
Obras bajo las vías en la plaza de Rafael Cano (Pilarica) / Ramón Gómez

El soterramiento, la Ciudad de la Justicia, el polígono agroalimentario o el centro de congresos estarán presentes en el debate

J. Asua
J. ASUAValladolid

Bienvenidos a ocho largos meses de dura campaña electoral. Comenzó ayer con la presentación de la candidatura de Óscar Puente a la Alcaldía y se prolongará hasta mayo. Valladolid se enfrenta por segunda vez consecutiva a una cita en las urnas cargada de incertidumbres tras los veinte años del imperio León de la Riva. Y lo hace con los grandes proyectos de ciudad aún en el aire. El actual equipo de gobierno tendrá que apretar el acelerador en este inicio del curso municipal si quiere encarrilar los temas más potentes de su plan transformador. Si no lo hace, quedarán en herencia. Si lo lograra, aún pasará mucho tiempo para que se plasmen en realidades tangibles.

Partido Popular: el nombre de Pilar del Olmo cobra fuerza

El presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, apuntó el pasado viernes que hay que esperar para conocer la decisión sobre quién será el candidato o candidata a la Alcaldía de Valladolid por esta formación. Desde la convención nacional que el partido celebró en Sevilla en abril, suena cada vez con más fuerza el nombre de Pilar del Olmo, actual consejera de Hacienda en el Gobierno de Juan Vicente Herrera, para asumir esta responsabilidad. Su perfil profesional y su condición de mujer la convierten en una firme aspirante para intentar recuperar el bastón de mando. Martínez Bermejo, actual portavoz municipal, y Jesús Julio Carnero también están en las quinielas.

Por partes. Soterramiento. Esta palabra forma parte ya del acervo local y del sueño colectivo, aunque desde que el proyecto entró en crisis con la explosión de la burbuja inmobiliaria comenzó a desdibujarse. Pero la operación para coser la ciudad vuelve a la palestra informativa con mucha fuerza. La culpa la tienen los murcianos. Cuando la resignación se estaba asentando en Valladolid y los barrios del este de la capital comenzaban a digerir, aunque con dificultad, la alternativa de los nuevos 15 túneles y pasarelas a su paso por la ciudad, rubricada entre Puente y los socios de Alta Velocidad el pasado mes de noviembre, llegan los beligerantes pimentoneros y consiguen que les entierren las vías. A ese tren ya se han subido el PP y Ciudadanos. Y no van a apearse. 'Si ellos lo han conseguido, nosotros también lo queremos', recalcan, al tiempo que exigen efectos prácticos del poder de influencia con Moncloa del que presume el alcalde.

PSOE: Puente, el líder indiscutible entre los socialistas

La presentación, ayer, de su candidatura, a ocho meses de que se celebren los comicios municipales, deja clara la intención del actual alcalde de dar la batalla desde ya para mantener el bastón de mando. Entre los socialistas Puente es un líder indiscutible, pero hay que recordar que en las últimas elecciones logró ocho concejales. Necesitó del apoyo de los cuatro ediles de Toma la Palabra y de los tres de Sí se Puede para gobernar. Y ahora las circunstancias cambian. Primero, porque la formación que encabeza Saravia negocia con Podemos una posible alianza electoral dentro del proceso de confluencia, cuyos resultados están por ver. Segundo, porque Sí se Puede se ha quedado en terreno de nadie tras la ruptura con Podemos.

Con esta presión, ahora el ejecutivo local esgrime el 'si se puede, se hará', una fórmula que sirve para mantener vivas las expectativas, de manera que la renuncia al túnel –lo firmado a día de hoy y que implica una inversión municipal de 74 millones de euros para las conexiones de nueva factura– no les penalice en las urnas.

Toma la Palabra: en proceso de confluencia con Podemos

La portavoz de Toma la Palabra en el Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, asegura que el objetivo de esta formación es sentar una bases sólidas para presentar un programa común de izquierda tanto con Podemos, con el que se han iniciado conversaciones, como con otras fuerzas y entidades progresistas de la ciudad para conformar una alternativa potente. ¿Con Manuel Saravia como cabeza de lista?«Me encantaría que siguiera encabezando este proyecto, porque tiene un gran respaldo tanto en la plataforma como en la calle; ahora bien, si su decisión personal fuera otra, solo podríamos mostrar nuestro agradecimiento», destaca. El protagonista no se pronuncia sobre su futuro.

Así las cosas, está pendiente una reunión con el ministro Ábalos para hacer números, unas cuentas en las que pesarán, y mucho, los 400 millones de deuda de la sociedad que adelantó el Grupo Fomento y que pretende recuperar con las plusvalías por la venta de los terrenos liberados. La última cifra aportada sobre el coste de la operación en Valladolid –1.560 millones, se dijo en el pleno del lunes– complica la recuperación del Plan Rogers, pero el Ayuntamiento tiene intención de intentarlo. Por el momento, sigue vigente la alternativa de construcción de los nuevos pasos bajo y sobre el lecho ferroviario, con el de Pilarica muy avanzado. Asociado a este debate, probablemente el más electoral, se espera la puesta en marcha de los nuevos talleres de Renfe en el Páramo de San Isidro, cuyo estreno acumula un retraso de más de tres años.

Sí Se Puede: reflexión tras haber contribuido al cambio

Podemos les dio la espalda tras un duro conflicto interno y ahora tienen que pensar en el futuro. Charo Chávez adelanta que los tres ediles de Sí se Puede en el Ayuntamiento de Valladolid, fundamentales para que el equipo de gobierno pueda sacar adelante sus propuestas y proyectos, abordarán un proceso de reflexión en los próximos meses. La portavoz de la formación subraya que han sido una de las fuerzas del cambio y sin su contribución hubiera sido imposible desalojar al PP. Han ganado experiencia y han logrado impulsar políticas en beneficio de los ciudadanos, según destaca. Con ese bagaje aún no han decidido si continuar en política con una formación autónoma, una posibilidad que no descartan, porque aseguran que tienen apoyos

Vayamos al Campus de la Justicia. Un tema de ciudad, defienden los políticos locales, en el que manda, más allá de la comodidad de unas nuevas instalaciones para agrupar sedes, que una Administración que mueve a cerca de medio millar de empleados públicos, cientos de profesionales de la abogacía y miles de usuarios se mantenga en un centro urbano que pierde vitalidad. Aquí el giro ha sido radical y habrá que ver dónde acaba. De plantearse una expropiación del colegio El Salvador con la entrega, como compensación, de unos terrenos por valor de siete millones de euros junto al Centro de Menores Zambrana, se ha pasado a anunciar un acuerdo con una promotora inmobiliaria de Madrid para que esta adquiera el centro educativo y lo ceda al Consistorio para ponerlo a disposición del ministerio. A cambio, la antigua sede de la Electra, en el paseo de Isabel la Católica, volvería a la vida tras otorgar a la empresa 6.000 metros cuadrados de edificabilidad residencial, que se sumarán a los existentes y que permitirán levantar cerca de cien pisos de lujo. Operación «de triple bonus» para el alcalde y «pelotazo» para la oposición, que ha llamado la atención sobre la utilización por parte de la izquierda del «urbanismo a la carta» que tanto criticaron al exalcalde. Es básico que Puente logre arrancar un compromiso firme a la ministra Dolores Delgado –se entrevista con ella el martes– y que esta comprometa inversión para la nueva sede judicial. De prosperar, tendrán que pasar muchos meses antes de que en el entorno de la plaza de San Pablo se mueva una piedra.

Ciudadanos: a la espera de primarias, con Vicente animada

Ciudadanos decidirá su candidato tras un proceso de primarias que se celebrará a principios de 2019. La actual portavoz de la formación en el Ayuntamiento, Pilar Vicente, asegura que se ve «muy animada y con mucha ilusión» para continuar en la actividad política y seguir desarrollando el proyecto del partido naranja para la ciudad de Valladolid. Califica de sorprendente la premura de Puente para presentar su candidatura, lo que le lleva a afirmar que el socialista está «más preocupado por sí mismo que por trabajar». «Los vallisoletanos nos pagan el sueldo para que trabajemos durante cuatro años a su servicio, no para que dediquemos ocho meses a una campaña electoral infinita», recalca.

La actividad económica de la ciudad será otro de los caballos de batalla en la pugna electoral. El proyecto para poner en marcha un parque agroalimentario junto a los nuevos talleres ferroviarios es la principal apuesta del actual gobierno para impulsar el empleo en Valladolid. El plan se arrastra desde los mandatos de León de la Riva como alternativa al monocultivo de la industria automovilística en la ciudad. De momento, el estudio para determinar su viabilidad se retrasa y es más que probable que antes de mayo solo se puedan presentar planos sin ninguna concreción sobre empresas a asentarse o creación de puestos de trabajo. Cuando se esbozó, allá por noviembre de 2016, se planteó una reserva de 239 hectáreas para dar espacio a la industria transformadora. La inversión prevista asciende a nada menos que cien millones de euros y se habló de la creación de cinco mil empleos. Es un plan a largo plazo, que se venderá en campaña, pero que, en principio, no conecta de manera directa con un electorado que, en general, busca más inmediatez en los compromisos . En este asunto, sí parece que el PP, de recuperar la Alcaldía, solo o con otros apoyos, cogería el testigo de un proyecto que presentaron ellos.

Contigo Somos Democracia: Presencio impulsa un nuevo proyecto

Fue el cabeza de lista de Ciudadanos en los pasados comicios, pero su sonado positivo en un control alcoholemia lo convirtió en concejal no adscrito tras ser expulsado por Albert Rivera y no entregar el acta que le reclamó la formación naranja. Ahora, Jesús Presencio suma fuerzas en un nuevo proyecto –Contigo somos Democracia–, que define como «la nueva política para la gestión eficiente».Asegura que está formado por personas que trabajan «por devoción para que los vallisoletanos vivan mejor». El candidato se decidirá en un proceso de primarias. Los 80 afiliados y 115 simpatizantes registrados hasta ahora le han pedido que se presente, pero «no tendría inconveniente en ceder el primer peldaño»

En este ámbito de la pujanza económica tiene un papel fundamental la población. La caída por debajo de los 300.000 habitantes (299.715) –el Ayuntamiento pasará de tener 29 concejales a quedarse en 27 si no hay un repunte en el padrón– ha disparado las alarmas y urge ofrecer a los vallisoletanos más jóvenes alternativas. Los planes de empleo y del retorno del talento impulsados por el equipo de gobierno pueden ayudar, aunque se quiere ir más allá. Ahí ya incide el PP.

En infraestructura turística, el proyecto para dotar a Valladolid de un centro de congresos sigue con el freno echado. Se ha presentado un diseño inicial de un edificio en el recinto de la Feria de Valladolid, concretamente en el pabellón 1, para acoger reuniones profesionales, así como la apertura a la ciudad de este espacio con el derribo de los cerramientos y la creación de paseos y jardines interiores. El coste total de la renovación de esta infraestructura alcanza los 9,5 millones de euros, pero el consorcio aplaza, de momento, la inversión.

En el debate de los próximos ocho meses también cobran importancia los proyectos de regeneración urbana y la política de vivienda. El gobierno municipal ha iniciado la rehabilitación de la barriada del 29 de Octubre, en Pajarillos, sobre la edificación existente, tras descartar el plan del PP, que conllevaba el derribo de los bloques y la construcción de otros de nueva planta. Además, ha anunciado la inversión de 26 millones de euros para desterrar el abandono de la barriada de Las Viudas. En el caso de Delicias, la reforma depende en gran medida de la operación de El Salvador, ya que su financiación se iniciará con los ingresos por la venta de la parcela que se iba a entregar a los propietarios del colegio y que el Ayuntamiento mantiene en el acuerdo con la promotora de Madrid. En vivienda, la compra de 60 pisos ( y otros tantos en tramitación) para las rentas más bajas ha sido otra de las apuestas para contar con un parque público. Pendiente está el inicio del programa AlquilaVA, que ofrecerá ventajas para los propietarios que pongan sus viviendas en alquiler a precios asequibles.

En los próximos ocho meses, además de la obra de peatonalización de la Plaza Mayor, y la aprobación pendiente del nuevo planeamiento urbano (PGOU), la gestión doméstica también entrará en la pelea política. En limpieza y mantenimiento de parques, temas muy sensibles, la oposición está siendo especialmente crítica y la presión subirá hasta mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos