Cargos electos de Cs en Valladolid recogen firmas contra Gema Gómez por «actitudes contrarias al espíritu del partido»

Cargos electos de Cs en Valladolid recogen firmas contra Gema Gómez por «actitudes contrarias al espíritu del partido»

Denuncian que la secretaria de organización provincial ha «coaccionado» a futuros concejales para conseguir avales y entrar en la Diputación

Álvaro Gómez
ÁLVARO GÓMEZValladolid

Varios cargos electos, candidatos y afiliados de Ciudadanos recogen firmas contra la actual secretaria de organización provincial, Gema Gómez Olmos, y la secretaria de Acción Institucional, Nuria Duque porque «sin haberse obtenido el acta de concejales de los electos e incumpliendo todos los trámites establecidos, han ido exigiendo y coaccionando en base a su cargo, para que estos futuros concejales (sin serlo aún) las avalaran para obtener un cargo de diputado en la Diputación». De esta manera, los firmantes entienden que «esta actuación es contraria al espíritu del partido y más concretamente a los estatutos». Se refieren al artículo 12, que penaliza la utilización indebida por parte de los afiliados de la documentación o información a la que tengan acceso por razón de desempeño del cargo y la utilización de los medios del partido para influir en procesos electorales internos.

En el documento al que ha tenido acceso El Norte de Castilla, los firmantes denuncian que las actuaciones realizadas por Gema Gómez y Nuria Duque «son susceptibles de una infracción grave o muy grave». Este hecho ha sido tratado en una asamblea celebrada por el partido en el centro cívico Zona Sur de la capital. Fuentes internas de la formación naranja aseguran que hay «tranquilidad absoluta» a pesar de existir las «sensibilidades que siempre hay en un partido». Ante la sospecha de algunos de los ediles contrarios a Gómez, que calificaron de «chanchullo» estas actuaciones y temieron que se diera una circunstancia similar al pucherazo ocurrido en las primarias autonómicas de Ciudadanos, desde el partido explican que «la ley electoral dice que para ser diputado provincial tienes que cumplir unos avales, depende de la normativa nacional, por lo que no puede haber pucherazo porque sería contra la propia ley».

Sí reconocen que Gema Gómez haya contactado con concejales de la provincia, pero explican que es así «en todas las provincias y en todos los partidos». En Ciudadanos sentencian que «el que tenga los avales será el diputado, pero todavía no estamos en esa tarea, no hemos constituido los Ayuntamientos y ahora el esfuerzo del partido está en ver quien va a gobernar en los pueblos». Este tema también se trató en la asamblea celebrada ayer, además del análisis de los resultados electorales obtenidos el pasado 26 de mayo y de la propia campaña.

El documento en el que se recogen firmas contra Gema Gómez y Nuria Duque se critica que «han utilizado su conocimiento de los datos de los concejales electos, que tenían acceso a ellos en razón de su cargo», mientras que «a los demás concejales se les niega y no tienen la posibilidad de obtener esos datos». Así, con dicha información «llamaron por teléfono y quedaron para exigir en nombre del partido su aval», una petición que «iba acompañada de coacciones de negación de fondos futuros de la Diputación para sus municipios». Añaden que «incluso les ponían avales en blanco y exigían su firma».

Por último, critican que la secretaria de organización provincial no haya convocado en este tiempo reunión de cargos electos y, ante la petición de información por parte de uno de ellos, «Gema Gómez le informa que tienen recogidos más de cuarenta avales y que no hay otra candidatura posible porque viene impuesto por el partido».

Las fuentes consultadas del partido antes de la celebración de la asamblea niegan estas actividades y muestran «tranquilidad» porque la persona que reúna los avales de facto tiene el apoyo de sus futuros concejales y, por tanto, si reúne la mitad estará apoyada por el partido. Por otra parte, en Ciudadanos se muestran «satisfechos» al haber crecido en concejales y en representación en las instituciones. Por último, aseguran que «se escuchará las críticas que haya porque en este partido se admiten».