La campaña 'Mójate por la Esclerosis' recauda fondos para luchar contra la enfermedad

Chapuzón por la esclerosis múltiple en la piscina de Juan de Austria. /Rodrigo Jiménez
Chapuzón por la esclerosis múltiple en la piscina de Juan de Austria. / Rodrigo Jiménez

La asociación de familiares y afectados de Valladolid ofrece fisioterapia y programas para entrenar la memoria

IRIS SÁNCHEZ SOBRADILLOValladolid

«Tener esclerosis múltiple es como ser parte del reparto de la película '100 metros' (Marcel Barrena, 2016), pues el protagonista experimenta como su cuerpo comienza a fallar poco a poco. En mi caso, cada día lo comienzo con energía y trato de salir a caminar con las muletas. A medida que la jornada avanza, el cansancio puede conmigo, hasta que por la tarde me es imposible salir a andar», así lo ha explicado Auria Bernardo, una mujer a la que le diagnosticaron esclerosis múltiple en 1992, cómo es el día a día de una persona que sufre esta enfermedad. Lo hizo en la doceava edición de 'Mójate por la Esclerosis Múltiple' celebrada hoy en Valladolid en la piscina de Juan de Austria.

'Mójate' es una campaña de sensibilización para llamar la atención sobre las 46.000 personas que tienen esclerosis múltiple en España, 900 de ellas solo en Valladolid. La acción se basa en dar un salto al agua y 'mojarse por la esclerosis', es decir, darse un chapuzón para visibilizar este problema. Otro de los objetivos de la campaña es conseguir recaudaciones para la fundación a través de la venta de camisetas o pulseras. Después de este salto inaugural, el nadador paraolímpico Luis Huerta, junto con otros nadadores con discapacidad, han sido quienes han dado las primeras brazadas en favor de la esclerosis.

Javier Tovar, presidente de la Asociación Vallisoletana de Esclerosis Múltiple, ha explicado que «cada día se diagnostican cuatro nuevos casos de esclerosis en España» y ha incidido en la tarea fundamental que se realiza desde la organización «desde que a una persona se le diagnostica la enfermedad, le recibe el trabajador social que a su vez la derivará al profesional pertinente».

Programas de ayuda

Además, en el caso de las personas con movilidad reducida, la asociación se encarga de gestionar las visitas en la casa del paciente. Formar parte de este grupo permite realizar actividades como fisioterapia, programas de ayuda para entrenar y fortalecer la memoria e, incluso, hidroterapia. Pero, sobre todo, «permite tener un espacio donde sentirse comprendido. Las personas que, como yo, sufren esta enfermedad entienden que estoy cansada aunque tenga buena cara», ha remarcado Auria Bernardo.

«Tener fuerza de voluntad, hacer las tareas con tranquilidad y no agobiarse» ha sido lo que ha recomendado Josefina Fernández, quien también padece de esclerosis múltiple. Además, ha resaltado que el entorno es fundamental, pues debe ayudar al paciente a realizar aquellas actividades que no puede llevar a cabo por sí mismo como «cargar con el peso de la compra del supermercado».

Cena benéfica en favor de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Medina

El Rotary Club de Medina del Campo organizará el próximo sábado en el Castillo de la Mota su tradicional cena benéfica cuyo objetivo será donar todos los fondos recaudados a la Asociación de Esclerosis Múltiple de la localidad.

La cena arrancará a las diez de la noche y tendrá un precio de 50 euros, en cuyo precio va incluido el donativo. Asimismo, durante la velada se realizará un sorteo cuya recaudación también irá destinada a esta asociación.

Este colectivo cuenta con más de una treintena de integrantes que intentan dar visibilidad a esta dolencia que, en un 80% de los casos, afecta a mujeres en edades de 20 a 40 años. Estas pacientes tienen necesidades básicas como la comprensión social, administración de medicamentos y consultas en Medina que eviten los traslados a Valladolid. Durante este tiempo se han llevado a cabo actividades de grupo con talleres de yoga, relajación y programas formativos.