El Ayuntamiento de Valladolid registra 700 solicitudes de tarjetas de residentes para las nuevas zonas ORA

Parquimetro de la ORA en Valladolid./El Norte
Parquimetro de la ORA en Valladolid. / El Norte

Las tarjetas cuestan 35 euros al año y ya no se entregan físicamente, los datos quedan registrados en el sistema

EL NORTEValladolid

Las zonas de Vadillos-Circular y el paseo del Renacimiento viven sus primeros días de aparcamiento regulado por la ORA en los que, según los datos del Ayuntamiento de Valladolid recogidos por Europa Press, se cuenta ya con unas 700 solicitudes de tarjetas de estacionamiento para residentes. Así lo ha explicado el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, que ha visitado este martes la zona de la plaza Circular y los Vadillos junto al presidente de la Asociación vecinal Bailarín Vicente Escudero, Emiliano Bahabón, y el gerente de Dornier en Valladolid, Teodoro Brioa.

Noticias relacionadas

Luis Vélez ha recordado que durante esta primera semana se va a informar a los usuarios y los residentes para que tengan conocimiento de la nueva situación, por lo que no se pondrán sanciones hasta el próximo lunes, 8 de julio.

El concejal socialista ha asegurado que ya hay 700 solicitudes de tarjetas para residentes tanto de la zona de Vadillos-Circular como del paseo del Renacimiento y se espera que la cifra crezca. Vélez ha recordado que los solicitantes deben estar empadronados en una de las calles reguladas por la ORA y pueden pedirlo en cualquier momento, de modo que si se hace ahora se paga solo la parte proporcional de lo que queda de año.

Estas 'tarjetas', que cuestan 35 euros al año, ya no se entregan físicamente, sino que los datos quedan registrados en los archivos y los controladores de la ORA lo comprueban a través de su PDA. El representante vecinal ha recalcado que los vecinos pagarán esa cantidad «encantados» ya que la instalación del aparcamiento regulado en su barrio era una demanda «de hace muchos años» que por fin ven cumplida.

Noticias relacionadas

La ampliación incluye un total de 1.125 plazas en más de una veintena de calles. En la zona Vadillos-Circular, se ha regulado el aparcamiento en calles como paseo de San Isidro, Cistérniga, Juan Bravo, Veinte Metros, Bailarín Vicente Escudero (desde Pérez Galdós), Palomares, Príncipe, Unión (también desde Pérez Galdós), Isaac Quintero, Higinio Mangas, Marquesa de Esquilache, Industrias, Gabriel y Galán, Centro, Silió, plaza de los Vadillos (de Santiago Rusiñol a Silió), San Rafael, Casasola, Paseo del Cauce (entre Vía y Gabriel y Galán) y la calle Vía, donde se ha establecido una zona de Aparcamiento disuasorio y gratuito para residentes (Adures) para un total de 260 plazas.

Además, como ha explicado Vélez, se llevarán a cabo obras de urbanización y señalizamiento en las calles Becquer, Juan Ramón Jiménez y Azorín, donde se regulará el aparcamiento, que se dejará solo en 14 plazas para evitar una situación que según el edil es actualmente de «hacinamiento» de vehículos.

En la zona de la Rondilla, la ampliación afecta a las calles Paseo del Renacimiento y el tramo más próximo al río de Rondilla de Santa Teresa, que también será Adures con 160 plazas y las calles Seminario, Renacimiento y Blasco Garay, con unas 37 plazas que serán de uso exclusivo para residentes.

De esta forma, la ampliación del área regulada en el entorno del paseo de Renacimiento, Santa Teresa y Seminario, que forma parte de la zona 2, se amplía desde Rondilla, Santa Teresa, calle Mirabel, plaza de San Nicolás y paseo de Isabel la Católica hacia el noroeste hasta el puente Condesa Doña Eylo.

Todo ello, ha explicado el concejal, va a permitir por un lado «mejorar el aparcamiento para residentes de la zona« y también permitir una mayor rotación en las plazas de aparcamiento disponibles que puede beneficiar al comercio y la hostelería de la zona.

Vélez ha recalcado que «si les preguntan a los vecinos de estas calles que tengan vehículo» no verán un «afán recaudatorio» en la ampliación de la ORA, pues ha recordado que es «una demanda que han realizado desde hace muchos años« y su zona quedará ordenada y regulada »de la mejor forma posible«.

Luis Vélez ha subrayado que los estudios «daban pie a poner en marcha la ampliación», algo que ha recordado que tiene importancia en todas las zonas en las que se solicita la ampliación de la ORA.

«Hay que pensar y estudiar muy bien hacia donde ampliamos», ha incluido el concejal, ya que ha explicado que en el actual contrato de la ORA, que tiene una duración de diez años, el límite de ampliación es del 30 por ciento de plazas que existían al comienzo del mismo, en 2017, así que el margen sería de unas 2.500. De este modo, la ampliación que se aplica desde ayer casi supone la mitad de ese cupo.

Vélez ha considerado «importante» que los vecinos puedan decir dónde quieren que se establezca la ORA, pero siempre se debe realizar un estudio «serio y riguroso que lleva tiempo».

No habrá más ampliaciones «en el corto plazo»

En todo caso, ha explicado que aunque hay solicitudes para zonas como Cuatro de Marzo, el sur del paseo de Zorrilla o el área más comercial de Delicias, por el momento no hay previsión a corto plazo de nuevas ampliaciones.

El concejal se ha referido al caso particular del barrio de Cuatro de Marzo, donde asegura que en la parte que aun no está regulada (más allá de Doctor Quemada) el problema se da, en su opinión, entre las 14.00 horas y las 16.00 y a partir de las 20.00 horas, que es cuando no hay ORA. «El problema es distinto, hay que intentarlo abordar de otra forma porque no todas las soluciones valen para todos los espacios«, ha puntualizado.