La contaminación vuelve a amenazar con provocar restricciones de tráfico en Valladolid

Panorámica de Valladolid. /G. Villamil
Panorámica de Valladolid. / G. Villamil

Ecologistas enAcción dice que el Ayuntamiento «cedió» a las presiones del comercio para no activar el máximo nivel de alerta el día 16

El Norte
EL NORTEValladolid

El Ayuntamiento de Valladolid activó la situación 1 'preventiva' por contaminación atmosférica por partículas, ya que se han alcanzado los valores próximos a los 25 microgramos por metro cúbico diario, según informaron a Efe fuentes municipales.Si se tienen en cuenta las previsiones meteorológicas es muy probable que se supere el valor de 25 microgramos por metro cúbico en más de una estación medidora durante el fin de semana, por lo que habría que limitar la velocidad de circulación en el centro de la ciudad.

Si los valores establecidos para la situación 1 se mantuviesen durante tres días consecutivos, el Plan de Acción establece que se debe activar las medidas para la situación 2 de restricción del tráfico. Desde el Consistorio se recuerda que ante la situación 1 los ciudadanos deben tomar medidas preventivas ya que las partículas pueden penetrar en el aparato respiratorio y están relacionadas con gran número de enfermedades respiratorias.

Además, se recomienda a los vecinos el uso del transporte público o desplazarse en bici o caminando y evitar «en lo medida de lo posible» el uso del automóvil.

Críticas de Ecologistas

Ecologistas en Acción (EA) asegura que el Ayuntamiento de Valladolid podría haber declarado una situación 3 de alerta por partículas, pero cedió a las presiones de los comerciantes, por lo que le ha pedido «mayor seriedad» en la aplicación de su plan de acción, «para proteger la salud pública en los episodios de alta contaminación del aire».

Así, y a través de un comunicado remitido a Europa Press, los ecologistas recuerdan que el pasado miércoles, 13 de febrero, se dispararon las concentraciones en el aire de partículas finas (PM2,5), rebasando la recomendación establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las estaciones de Arco de Ladrillo y La Rubia, las más influenciadas por el tráfico urbano, lo que obligaba a activar la situación 2 de aviso del Plan de Acción por contaminación del aire urbano en situaciones de alerta aprobado por el Ayuntamiento.

No obstante, el comunicado recuerda que hasta el viernes 15 no se activó la situación 1 preventiva de dicho plan, que solo obliga a medidas informativas, a las que el Ayuntamiento añadió desde ese día algunas medidas de restricción en calles y vías como la limitación de la velocidad de circulación de los vehículos en el centro a 30 kilómetros por hora o la gratuidad de los aparcamientos disuasorios, previstas para la situación 2 de aviso que en teoría no se había declarado aún. Medidas que, a juicio de la organización, resultaban «insuficientes para rebajar la contaminación y mitigar el episodio». De esta manera, mantienen, en las cuatro estaciones de control de la contaminación que miden este tipo de partículas ya el jueves 14 se superaron los 25 microgramos por metro cúbico que establece el plan para activar la situación 2 de aviso, y el viernes 15 ya se acumulaban tres días consecutivos por encima de esta recomendación de la OMS en las estaciones de Arco de Ladrillo y la Rubia, lo que obligaba a declarar la situación 3 de alerta, la más grave de las previstas en el Plan de acción municipal, señala los ecologistas.

La activación de la situación de alerta debió provocar el sábado, además de la difusión de información a la población, el cierre al tráfico del casco histórico, la limitación de la velocidad en las vías de acceso a la ciudad y el refuerzo del transporte público y el sistema municipal de préstamo de bicicletas (Vallabici), incluyendo la gratuidad del billete de autobús urbano en hora punta (de 7 a 9 de la mañana y de 4 a 6 de la tarde), entre otras medidas, advierten.

En este sentido, ecologistas denuncian que, «como sucede en los últimos episodios de contaminación», el Ayuntamiento «cedió» a las «presiones» de los comerciantes y «no activó ninguna de las medidas de promoción del transporte público» y la restricción total del tráfico en el centro «se demoró al domingo».