El Ayuntamiento de Valladolid promueve un plan contra las agresiones sexistas en fiestas

La Policía Local vigila el entorno de la Catedral, en las fiestas del año pasado. /G. Villamil
La Policía Local vigila el entorno de la Catedral, en las fiestas del año pasado. / G. Villamil

Carpas informativas, más de 30.000 pulseras y línea directa con la Policía, entre las propuestas

DIEGO ARTIMEValladolid

El pasado 8 de marzo, una marea morada inundó las calles de Valladolid en una histórica jornada marcada por la primera huelga general feminista. Era el Día Internacional de la Mujer 2018, y España abría telediarios en todo el mundo con las multitudinarias marchas que paralizaron, en el mejor sentido posible del término, la actividad de un país entero.

Seis meses después, como cada curso, Valladolid acogerá las fiestas de la Virgen de San Lorenzo. Y lo hace con un objetivo en mente: demostrar que «no es no todo el año», como recuerda la edil de Educación, Infancia e Igualdad Victoria Soto. Por ello, para prevenir posibles agresiones sexistas y luchar en pos de una mayor concienciación de la sociedad vallisoletana, el Ayuntamiento ultima estos días una campaña que pondrá en marcha durante la celebración patronal con el fin de informar a los ciudadanos y proporcionar ayuda, en caso de que sea necesaria, a las posibles víctimas.

Como centros neurálgicos de la campaña durante el periodo de fiestas –que este año darán comienzo el 31 de agosto y finalizarán el día 9 de septiembre–, la organización erigirá dos carpas informativas en las cercanías de la Plaza Mayor y de la Playa de Moreras. En ambos espacios se proporcionará asesoramiento y apoyo a cualquiera que lo precise, así como información sobre este tipo de agresiones a aquellos viandantes que lo soliciten.

El Ayuntamiento también ha manifestado su intención de dotar estas carpas con un psicólogo, pero esta medida, como buena parte de las iniciativas que componen la campaña, aún está por confirmar. De todas formas, el objetivo de la concejalía es que cualquier persona que acuda a estos espacios pueda contar con la ayuda de expertos.

Victoria Soto, concejala de Igualdad, ante carteles de campañas contra la violencia machista.
Victoria Soto, concejala de Igualdad, ante carteles de campañas contra la violencia machista. / H. S.

Y es que, en la presente edición de las fiestas patronales, el Ayuntamiento se ha propuesto reforzar una iniciativa que ya habían promovido en años anteriores. Así, el reparto de pulseras realizado en años previos será renovado y ampliado con la distribución de más de 30.000 unidades. Estos adornos, que el año anterior se caían o perdían con mucha facilidad –el principal problema que presentaban– estarán fabricadas en silicona para evitar este inconveniente. También se ha planteado la posibilidad de ampliar este proyecto con la fabricación de abanicos especiales.

No será la única medida rescatada de años previos. El Ayuntamiento estudia la posibilidad de impulsar, durante el periodo de fiestas, un número directo con la Policía Municipal para denunciar sucesos de índole sexista. Este teléfono solo estaría disponible durante las fiestas patronales y facilitaría la rápida actuación de los agentes en aquellas situaciones que requieran la presencia del cuerpo.

Con la colaboración de todos

Uno de los objetivos fundamentales de la campaña es asegurar que toda la ciudad se vea involucrada en el proyecto. Por ello, la organización ha desarrollado una serie de ideas que ampliarían el radio de acción de la campaña: desde propaganda en los autobuses urbanos de la capital hasta pegatinas e información en diversos formatos en los baños de los negocios de hostelería. Una medida que haría partícipes a los particulares en la lucha contra las agresiones sexistas y contribuiría, a un mismo tiempo, en la difusión de los valores del proyecto. Para ello resulta fundamental el diálogo con las asociaciones del sector, así como la colaboración de los propios hosteleros que estén dispuestos a contribuir de forma completamente voluntaria con la iniciativa.

Baños y autobuses no son los únicos espacios en los que se intentará promover los valores de la lucha contra las agresiones sexistas. Las peñas también colaborarán con el reparto de folletos entre sus miembros o a la salida de algunos cines, y se espera que diferentes colectivos y asociaciones locales participen difundiendo información entre sus miembros o a los vecinos.

Por su parte, el Ayuntamiento ya se ha puesto en marcha para coordinar los pasos necesarios junto a las diferentes asociaciones de la ciudad. «Trabajamos con todos los colectivos feministas y con el Consejo local de la Juventud», afirma Victoria Soto al respecto.

Las peñas colaborarán repartiendo folletos en los cines

Nadie quiere perderse la oportunidad de participar en esta campaña y contribuir en la denuncia y prevención de las agresiones sexuales en Valladolid.

Y las peñas locales, por supuesto, no iban a ser menos. «Haremos lo que esté en nuestras manos», afirma Juan Antonio Bermejo, presidente de la Coordinadora de Peñas de la capital de Castilla y león, aunque recuerda qe es una tarea complicada y que hay un límite a lo que estas asociaciones pueden lograr por sí solas.

Por el momento, estos colectivos se pondrán de acuerdo para repartir panfletos entre sus miembros, a los que también movilizarán para distribuir folletos a la salida de algunos cines de Valladolid.

«Lo único que podemos hacer es informar a la gente», reconoce Juan Antonio Bermejo sobre el papel de las peñas en la iniciativa que pugnará por erradicar las agresiones sexistas de las calles vallisoletanas durante las fiestas de la Virgen de San Lorenzo. «Estamos mirando a ver qué más podemos hacer», reconoce al respecto.

Por el momento, algunas de las medidas están aún por concretar y las concejalías siguen trabajando en el diseño de la campaña. A excepción del desarrollo de las pulseras de silicona, que ya ha entrado en su última fase y está «muy avanzado», los límites que definan el impacto de muchas de estas iniciativas están aún por fijar.

A lo largo de las próximas semanas, con las fiestas de la Virgen de San Lorenzo a la vuelta de la esquina, la concejalía de Educación, Infancia e Igualdad cerrará los detalles de la campaña con la esperanza de que contribuya a convertir la celebración en un espacio libre de agresiones sexistas.

Reforma en el José M. Luelmo

El desarrollo de un plan contra el sexismo durante las fiestas no fue ayer el único tema de discusión en los despachos de la concejalía de Educación. El Ayuntamiento decidió proceder a una reforma de la biblioteca pública municipal Parque Alameda, alojada en el centro cívico José María Luelmo para reestructurar el espacio de cara al próximo curso escolar, que dará comienzo el día 10 de septiembre.

«Lo tenemos todo más o menos claro», apuntó la edil Victoria Soto tras un encuentro en el que se discutieron y acordaron las características que tendrá el espacio reformado. Uno de los objetivos es modificar la biblioteca para dar cabida a más mesas de estudio. «Esperamos empezar el curso con las instalaciones operativas», indicó la concejala, que señaló la importancia de este centro para aquellos a los que otras bibliotecas «les pillan muy lejos».

 

Fotos

Vídeos