«El Ayuntamiento debe servir para dar calidad de vida a los vecinos»

Alías Arranz con su bicicleta y casco, listo para empezar una nueva etapa./ A. O.
Alías Arranz con su bicicleta y casco, listo para empezar una nueva etapa. / A. O.

El nuevo regidor y su equipo trabajan ya en los objetivos marcados durante la campaña

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZAROPeñafiel

Hace una semana, el socialista Elías Arranz Martín juró como alcalde con el apoyo de los concejales de Peñafiel Futuro, Ciudadanos y Candidatura Independiente, desbancando al candidato del PP y hasta entonces regidor, Roberto Díez. Arranz es natural de Peñafiel, tiene 60 años y, tras 35 en Telefónica –donde entró a trabajar tras conseguir la titulación de Técnico Especialista en Electrónica y Telecomunicaciones–, en la actualidad disfruta de la prejubilación.

–¿Qué sintió cuando una gran parte del público que llenaba el salón de plenos en su toma de posesión arrancó en aplausos cuando el recuento le otorgó la Alcaldía?

–Aunque había una parte que era de gobernabilidad, el acuerdo era más de investidura. El de gobierno lo estamos fraguando porque tenemos muy claro que queremos gobernar entre todos. En cuanto al aplauso: no se puede describir lo que sentí. Las emociones son impresionantes: felicidad, orgullo, responsabilidad.

–¿Han distribuido las distintas áreas de gobierno?

–Están perfiladas, pero no hay nada asignado. Más o menos cada uno sabe lo que le compete, porque si hay alguien preparado para llevar un área, es el que tiene que hacerse cargo de ella. Lo que sí barajamos es que algunas responsabilidades, por su amplitud o porque tienen un mayor grado de representación, las puedan asumir dos concejales.

–Además de compartir aspectos programáticas, ¿qué es lo que más le une?

–El cambio es la base fundamental de nuestra unión, porque todos vemos que Peñafiel lo necesita. Lo que más nos ha unido han sido las ganas de cambio que nos han manifestado los vecinos, y es en lo que más empeño vamos a poner.

–¿Qué destaca del equipo que han formado?

–La mayor fortaleza de este equipo son las ganas de entendimiento. Si hemos conseguido llegar hasta aquí es porque hemos conseguido generar confianza.   

–¿Cuáles son las prioridades en las que trabajan ya?

–Aumentar el grado de limpieza del pueblo buscando fórmulas como el refuerzo en eventos, periódicos y puntuales. No tenemos intención de entrar como elefante en una cacharrería. El servicio de limpieza tiene un contrato y vamos a estudiar qué opciones hay para mejorarlo. La seguridad también nos preocupa mucho, el municipio necesita ocho agentes y un jefe de Policía Local. En cuanto al Ayuntamiento, el mayor problema ahora mismo para su funcionamiento es que no tenemos secretario, por eso lo más inmediato es tener uno por acumulación de servicio, y luego poder cubrir esa plaza. Trabajamos también en organizar las fiestas patronales de San Roque.

–Retomando la limpieza, la seguridad y el vandalismo. ¿Habrá ordenanza de convivencia?

–Estudiaremos varias que están vigentes y aprobaremos la nuestra para ponerla en práctica. Al final, cuando la norma la conoce todo el mundo y se aplica, la convivencia es más fácil. Habrá que ponerla en conocimiento de la gente y realizar alguna campaña de sensibilización.

–¿Cuáles van a ser las principales líneas de trabajo? 

–Tenemos un proyecto orientado al mundo del vino y al turismo, lo cual no quita que promovamos el asentamiento de alguna gran empresa, desde el Ayuntamiento todo van a ser facilidades, y apoyar a las existentes. También, hay un campo muy amplio de trabajo con las nuevas tecnológicas de la comunicación para que puedan mejorar las empresas, y eso se puede aplicar a Peñafiel Queremos atraer un turismo de congresos, de ferias. Todos los grupos queremos tener una, no Riberexpo, pero parecida, actualizada, con otro enfoque. Quizá en torno a la tecnología del sector o al mismo vino. Se pueden hacer ferias de muchos tipos, algo que se hará con los planteamientos de todos.

–Tras el cierre de la azucarera el Ayuntamiento recibió de la empresa un importantísimo patrimonio: los pisos de los trabajadores, las viviendas de los directivos y también un terreno para el polígono industrial municipal que está parado. ¿Qué planes tienen para ambas cosas?

–Para el suelo industrial barajamos la posibilidad de bajar el precio del suelo, hay que dar salida a los terrenos. Prefiero que haya una empresa a que haya un terreno vacío. En cuanto a las casas hay más diferencia de criterios, pero también hay más posibilidades de intentar darles utilidad: o bien como viviendas para atraer población, o para jóvenes que quieren independizarse. Ahí es donde diferimos. Pero estamos de acuerdo en dar una salida. Requiere mucha inversión, por lo que es un proyecto a largo plazo.

–¿Cree preocupante la pérdida de población, que se mantiene por debajo de los 5.100 habitantes, cuando hace siete años era de 5.628? Ahora el índice es de finales de los años 40.

–También me preocupa la comarca, ha envejecido mucho, y en Peñafiel pasa algo similar. Lo que tenemos que hacer es que la gente joven esté a gusto aquí, porque ofrecemos buenos servicios, entre otras cosas. Se trata de hacer un pueblo atractivo y cómodo para vivir. El Ayuntamiento tiene que servir para dar calidad de vida a los vecinos, ese es el objetivo fundamental.

–Una de las críticas reiteradas de ustedes a la acción del gobierno anterior era la falta de transparencia.

–Pedíamos información y no llegaba o llegaba tarde. No coincidimos con esta manera de proceder. No solo pretendemos cambiar Peñafiel, sino también cambiar cómo se hacen las cosas desde la política municipal.

–¿Abrirán el Ayuntamiento a la participación de los vecinos como solicitaban desde la oposición?

–Estudiamos cómo se puede articular. Hay varias fórmulas, como realizar preguntas en los plenos o concejos abiertos. Queremos dar cercanía, que sepan los vecinos que aquí nos tiene a todo el equipo de gobierno, y que estamos aquí para trabajar por ellos.