Auvasa sancionará a los cuatro jóvenes que fumaron hachís en un Búho y ocasionaron la intoxicación de chófer

Parada de Auvasa en el barrio de La Victoria, donde sucedió la intoxicación. /H. SASTRE
Parada de Auvasa en el barrio de La Victoria, donde sucedió la intoxicación. / H. SASTRE

El comité pedirá medidas más duras para combatir el consumo de alcohol en los autobuses

Jorge Moreno
JORGE MORENO VALLADOLID

La compañía municipal de transportes, Auvasa, ha incoado un expediente para sancionar a los cuatros viajeros que en la madrugada del pasado domingo fumaron hachís en el interior de uno de los autobuses del servicio nocturno (Búho), y cuyo humo provocó una intoxicación al conductor del vehículo, que se agravó por sufrir asma.

Los mareos que comenzó a registrar, cuando circulaba por el barrio de La Victoria, le obligaron a detener el bus, y a comunicar a la central lo sucedido. Sanitarios del 112 que acudieron le evacuaron en ambulancia, donde le realizaron análisis de sangre y orina que dieron negativo. En Urgencias del hospital permaneció desde las cuatro de la mañana, hora que debería de haber concluido el servicio, hasta las seis.

Cuarenta y ocho horas después, el conductor, que lleva realizando esta ruta nocturna 11 meses, recibió el apoyo de sus compañeros y del comité de empresa.

Desde CSIF, que lo preside, se indicó ayer que pedirá «medidas más duras contra estos viajeros que suben fumando y bebiendo al autobús. Es verdad que la Policía les pide el carné, pero desconocemos si luego se les sanciona porque estas conductas se vienen repitiendo todos los fines de semana».

Restos de bebidas en el interior del autobús.

El sindicato ha fotografiado el estado en el que quedan en ocasiones los autobuses los fines de semana por la noche, con restos de envases con bebidas alcohólicas y vomitonas por la ingesta abusiva.

El concejal Luis Vélez, presidente de Auvasa, lamentó ayer lo sucedido y recordó que «se sancionará administrativamente a los infractores por fumar dentro». Además dijo que la Policía Municipal está tratando de perseguir estas conductas, y para prevenirlas suben de paisano a los autobuses.

«No es nuevo este tema porque se ha producido ya en trayectos de la línea Búho que va hasta Simancas. En el autobús no está permitido fumar, y si se hace se invita al viajero a que abandone o se llama a la Policía», dijo Vélez, que añadió que «el conductor no tiene por que discutir con el pasajero» ante esta circunstancia.

El edil, que se mostró receptivo a otras alternativas, recordó que la Policía Nacional ha abierto diligencias.

Auvasa dispone de cinco líneas de servicio nocturno para los fines de semana, que realizan trayectos hasta los barrios cada hora desde las 23:30 . El último servicio es a las 3:30.