Aume explica las negociaciones con el Ministerio y los partidos para buscar empleo a los soldados de 45 años

Un momento de la charla informativa, convocada por Aume en Valladolid. /EL NORTE
Un momento de la charla informativa, convocada por Aume en Valladolid. / EL NORTE

La asociación de militares calcula que para el 2024 deberán abandonar las Fuerzas Armadas unos 3.500 efectivos

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

La Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume) comenzó este jueves una serie de charlas para informar sobre las negociaciones llevadas a cabo con los nuevos responsables del Ministerio de Defensa, respecto a cuestiones laborales que afectan a las diferentes escalas de las Fuerzas Armadas.

Entre ellas se encuentra la búsqueda de alternativas de empleo para aquellos integrantes de tropa y marinería que, tras haber cumplido los 45 años, deben de abandonar las unidades por la limitación de permanencia para esta escala, que se recogía en los contratos suscritos por los aspirantes a ingresar.

Aume calcula que en 2024 deberán salir del Ejército español alrededor de 3.500 soldados, sin haber logrado una incorporación efectiva al mercado laboral, lo que plantea «serias dificultades» a muchas familias. En el año 2015 comenzaron a salir de las Fuerzas Armadas los primeros soldados con esa edad, y la cifra irá creciendo.

En la reunión, celebrada en la sede de la Delegación de Defensa de Castilla y León en Valladolid, se explicaron las gestiones que ha realizado una Subcomisión del Congreso de los Diputados para luchar contra esta temporalidad de los soldados.

Aunque en el dictamen aprobado por los partidos se ha descartado inicialmente una moratoria, que pospusiera la salida a los 45 años, sí que se han comprometido a que la reforma en marcha permita expedir certificados que homologuen con la vida civil la trayectoria profesional y los cursos realizados en las unidades castrenses.

Nuevo equipo ministerial

Iñaky Unibaso, suboficial y secretario general de Aume, valoró de forma «positiva el diálogo que el equipo de la ministra Margarita Robles ha emprendido con las asociaciones de militares».

Unibaso indicó que la actual ley de Tropa y Marinería «no se cumple por cuanto al llegar a los 45 años no existe un reconocimiento de su trabajo, ni titulaciones que permitan incorporarse al mercado laboral».

El dictamen del Congreso recoge la potenciación de la figura de los vigilantes de seguridad, una titulación homologable que se expediría en las unidades y cuarteles con la intención de facilitar el acceso a este tipo de empresas. Actualmente, para ejercer esta profesión, es necesario realizar un curso y superar el examen oficial que supervisa el Ministerio del Interior.

También se ha aprobado potenciar las reservas de plazas en la Administración civil para el Cuerpo Nacional de Policía Guardia Civil y Policías Locales.

En este sentido, Aume valora positivamente la firma de convenios con los ayuntamientos, como el de Valladolid, que reserva un porcentaje de las plazas que se convocan de agentes para miembros de las Fuerzas Armadas. Sobre esta cuestión, el colectivo militar ha mantenido conversaciones con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) para buscar a un acuerdo que se pueda extender a los entes locales.

Durante el encuentro profesional en Valladolid también se informó sobre las conversaciones de las diferentes asociaciones con el Ministerio de Defensa, para elevar las retribuciones en todas las escalas.

«Creemos que hemos sido solidarios con el resto de ciudadanos en la época de crisis y sufrido los recortes, pero los militares seguimos siendo, si se mira a la función pública, los peores retribuidos», añadió el suboficial del Ejército de Tierra.

Aume sostiene que «no es concebible que un soldado, que gana unos 900 euros al mes, tenga en sus manos la responsabilidad de manejar un carro de combate Leopardo, que cuesta más de 11 millones de euros».

El abono de un complemento por las guardias, como sucede en otras profesiones (bomberos, médicos y enfermeros), y las medidas para la conciliación familiar, son otras de las reivindicaciones que ha planteado la Asociación Unificada de Militares Españoles al nuevo equipo ministerial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos