La Audiencia estrena una 'carpa mediática' para acoger a los setenta informadores del juicio por el crimen de la niña Sara

Un furgón de la Guardia Civil entra en la Audiencia de Valladolid./Rodrigo Jiménez
Un furgón de la Guardia Civil entra en la Audiencia de Valladolid. / Rodrigo Jiménez

Arranca este jueves el juicio con jurado más largo de la historia del tribunal vallisoletano

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

Con la selección de los miembros del jurado, nueve titulares y dos suplentes, que se prevé no se completará hasta el mediodía, dará comienzo este jueves en la Audiencia de Valladolid el juicio por el crimen de la niña Sara, para cuya cobertura están acreditados más de setenta profesionales de medios de comunicación, que se instalarán en una 'carpa mediática' levantada de manera provisional en el vestíbulo del Palacio de Justicia.

Más información

La pequeña Sara, de 4 años, murió en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid el 3 de agosto de 2017, víctima, supuestamente, de maltrato continuado y abusos sexuales, un día después de que la Administración autonómica decidiera asumir su tutela. Los dos acusados, la madre de la menor, Davinia M. G. y su entonces compañero sentimental, Roberto H. H. en prisión preventiva, comunicada y sin fianza desde entonces, serán trasladados esta mañana desde sus respectivos centros penitenciarios a la Audiencia de Valladolid para asistir a los alegatos de las acusaciones y las defensas.

Zona de prensa para el seguimiento del juicio.
Zona de prensa para el seguimiento del juicio. / GABRIEL VILLAMIL

Los encausados, para quienes el ministerio fiscal y los letrados que ejercen la acusación popular (la Asociación Clara Campoamor y la Asociación de Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos) solicitan la prisión permanente revisable, se enfrentan a seis delitos de maltrato, uno de maltrato habitual, uno de asesinato con alternativa de homicidio, una violación de una menor de 16 años. Además a la madre se le atribuye otro delito de abandono de familia. Solo la acusación particular, que ejerce el padre biológico de la niña asesinada, exculpa a la madre.

Las sesiones del juicio están programadas hasta el 14 de mayo, y por la sala grande de la Audiencia pasarán más de cuarenta testigos y una docena de peritos. Solo en la práctica de algunas pruebas, para preservar la memoria de la niña, el magistrado presidente del tribunal del jurado, Feliciano Trebolle, ha dictaminado que tengan lugar a puerta cerrada.