Atropellado un agente municipal en la procesión de La Caridad de Medina del Campo

Fotograma de los instantes posteriores al atropello del policía.

Los sindicatos policiales se reunirán para evaluar el suceso y pedir dimisiones de responsables políticos

PATRICIA GONZÁLEZ

La procesión de La Caridad de Medina del Campo finalizó ayer con el atropello de un agente municipal de 52 años que fue arrollado por un repartidor de un restaurante de comida rápida de la localidad. El suceso que tuvo lugar alrededor de las diez y cuarto de la noche, al termino del desfile, es según las secciones sindicales de los agentes locales «la gota que colma el vaso. Ya anunciamos que esto podría pasar puestos que estamos bajo mínimos debido a la incompetencia del Ayuntamiento en materia de personal».

El agente, que según sus compañeros se encuentra ingresado en el Hospital Comarcal con una contusión severa en el pecho pero fuera de peligro, fue trasladado de manera inmediata al centro médico para realizarle las pruebas pertinentes que «no se las pudieron hacer debido al fuerte dolor de pecho».

Al motorista de 34 años, según los agentes, se le imputará un delito de seguridad vial por conducción temeraria agravado con lesiones. Ante esta situación, las dos secciones sindicales, se reunirán de urgencia la próxima semana para «pedir responsabilidades políticas y dimisiones ya que es una vergüenza el trato que estamos recibiendo y la falta de seguridad que los medinenses tienen».

Dimisiones

El conflicto laboral entre los agentes municipales y el equipo de gobierno se arrastra desde hace un par de meses cuando los policías locales iniciaron una serie de reivindicaciones solicitando un aumento de la masa salarial, masa congelada desde el año 1999. A pesar de que hace varias semanas se llegó a un acuerdo, este no se rubricó ya que «sufrimos un engaño por parte de la Administración Local. Los técnicos aseguraron que las medidas acordadas en las negociaciones eran ilegales por lo que no se pudo llegar a un acuerdo y ahora mismo estamos en esta situación».

Solo tres agentes participaron en la procesión de La Caridad, una cita que el pasado año contó con trece efectivos

La negación por parte de los locales de realizar horas extras- «no tenemos la certeza de que esas horas extras las cobremos por lo que hemos decidido no hacerlas»- merma la seguridad en los desfiles procesionales hasta tal punto que en la procesión de La Caridad tan solo tres agentes velaron por la seguridad vial y de los ciudadanos que acudieron en masa a ver la procesión que fue retransmitida por Televisión Española.

«El pasado año en esa misma procesión éramos un total de 13 agentes. Hoy en la procesión del Encuentro solo hay un compañero. Es una gran irresponsabilidad y la solución planteada por el Ayuntamiento es la de contratar una empresa de seguridad privada que pagamos todos y que no puede realizar las labores que hacemos los agentes locales».

Ante esta situación las secciones sindicales solicitarán la dimisión de parte del equipo de gobierno local y señalan que «si no se llega a un acuerdo y se soluciona el problema más sucesos como el del atropello serán más que habituales».