Asaja Valladolid reclama medidas preventivas contra los topillos «antes de que sea demasiado tarde»

Un topillo en Valladolid, en una foto de archivo. /Fran Jiménez
Un topillo en Valladolid, en una foto de archivo. / Fran Jiménez

El objetivo que persigue la organización, aclara, «no es alertar», si no anticiparse de forma «rápida y eficaz»

El Norte
EL NORTEValladolid

Asaja Valladolid ha reclamado a las Administraciones que tomen más medidas preventivas contra los topillos «antes de que sea demasiado tarde».

«Como consecuencia de un invierno más cálido y seco de lo normal, se ha incrementado exponencialmente la población de topillos en la provincia de Valladolid», explica la organización a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Asaja advierte de que la situación, «que ahora todavía es controlable», vaya a más en los próximos días. Este repunte puede agravarse al finalizar la cosecha de cereal, al movilizarse los topillos hasta los cultivos de forraje (principalmente alfalfa) y regadío, lo que ocasionaría «graves pérdidas económicas» en un año donde las cuentas de los agricultores «van a estar por debajo de los umbrales de rentabilidad» por la baja producción debido a la sequía, han matizado.

«Queremos alertar a las administraciones competentes para que se habiliten más mecanismos preventivos para evitar situaciones como las que se están viendo en provincias limítrofes como Palencia. Donde ya no solo son las pérdidas ocasionadas a los agricultores si no los primeros casos de tularemia que ponen en peligro la salud de los habitantes del medio rural», mantienen.

El objetivo que persigue la organización, aclara, «no es alertar», si no anticiparse de forma «rápida y eficaz» para evitar situaciones como las vividas en otros veranos donde «por no actuar con agilidad se pasó de incremento de población a plaga».

Por último, insisten en que los nuevos responsables agrarios regionales, «una vez tomen posesión», hagan una «rápida valoración» de la situación y tomen las medidas preventivas pertinentes «antes de lamentar daños mayores e irreparables».