Aquavall descarta ofrecer un servicio de urgencias para averías particulares

rreglo de un reventón en la calle Álvarez Taladriz a finales del pasado año. /J. SANZ
rreglo de un reventón en la calle Álvarez Taladriz a finales del pasado año. / J. SANZ

Presencio argumenta que Agualid sí contaba con esta prestación y el Ayuntamiento subraya que los estatutos de la entidad lo impiden

J. Asua
J. ASUA

Aquavall, la entidad pública del Ayuntamiento creada hace un año para gestionar el servicio de abastecimiento, saneamiento y depuración del agua en el municipio, descarta crear un servicio de urgencias a particulares para poder atender reparaciones los fines de semana, festivos o por la noche en comunidades de propietarios. Ni sus estatutos, ni las últimas sentencias sobre la municipalización avalan esta posibilidad, según sostiene María Sánchez, concejala de Medio Ambiente. El concejal no adscrito Jesús Presencio ha remitido un escrito al alcalde, Óscar Puente, y a Sánchez, en el que solicita que se ponga en marcha esta prestación, que la anterior adjudicataria, la empresa privada Aguas de Valladolid, ofrecía a los clientes, repercutiéndoles después el gasto de la reparación a las comunidades afectadas o a sus aseguradoras.

Presencio subraya que Aquavall cuenta con los medios técnicos y humanos, «que pagan todos los vallisoletanos», y es responsable de garantizar el abastecimiento a todos los vecinos. La máxima responsable de la entidad, María Sánchez, argumenta, para rechazar la petición, que Aquavall únicamente puede trabajar en averías de la red pública o realizar ejecuciones subsidiarias -acomete el arreglo y luego se pasa la factura- en el caso en que los particulares no asuman la intervención y esté en riesgo el abastecimiento. «Si hiciéramos ese tipo de trabajos, los fontaneros y otros gremios del sector nos podrían acusar de competencia desleal», puntualiza la concejala del ramo. Sánchez reconoce que Agualid sí realizaba este tipo de reparaciones utilizando material municipal y quedándose con los ingresos, algo que ya denunciaron cuando ocupaban la oposición.

El edil, por su parte, pone como ejemplo la incidencia ocurrida este pasado fin de semana, que ha dejado sin suministro durante tres días, desde el viernes por la noche hasta ayer por la mañana, a sesenta hogares de la zona sur. «Se han quedado sin agua potable en sus domicilios, con el consabido grave problema, dado que en las misma viven octogenarios y niños pequeños, que no han tenido ni las mínimas condiciones higiénicas requeridas», expone Presencio en la misiva, quien acota que desde el pasado 1 de julio, cuando el Ayuntamiento asumió la gestión, se han podido producir muchos otros casos en el término municipal, con lo que esta situación requiere de una respuesta.

María Sánchez destaca que Aquavall no ha recibido, por ningún medio, comunicación de esta incidencia, que habría recibido respuesta inmediata, aunque luego hubiera habido que determinar el origen de la avería y de quién era competencia. La concejala muestra su extrañeza porque ni la representación de la comunidad afectada ni el propio Jesús Presencio alertaran de la situación, que su hubiera atendido con prioridad máxima al tratarse se sesenta hogares.

Autorizaciones especiales

El edil insiste en la necesidad de poner en marcha este servicio de urgencia a terceros. A su juicio, la situación es especialmente delicada cuando en las comunidades existe un doble contador y se avería la arteria que suministra del principal de la comunidad al particular de cada vecino, que es por el que cobra la empresa suministradora de agua el servicio. Se agrava mucho más, añade, cuando la red arterial propiedad de la comunidad está en vía pública y precisa permisos para poder intervenir. «Los sábados, domingos o festivos no es posible obtener dicho permiso y el Ayuntamiento no tiene previsto autorización de urgencia, lo que limita que las pocas o ninguna empresa que en sábado, domingo o festivo prestan el servicio, pueda efectuar la reparación», lamenta.

Además, recalca que la gran mayoría de las firmas privadas de fontanería de emergencia no cuentan con los medios técnicos ni humanos para llevar a cabo trabajos de envergadura que necesitan, por ejemplo, picar aceras o actuar en conducciones de importancia.

La máxima responsable de Aquavall pone como ejemplos otros servicios del Consistorio, como el de Limpieza o Zoonosis, que tampoco realizan trabajos para particulares cuando el problema de suciedad o cucarachas afecta a propiedades privadas. No obstante, la concejala insiste en que si se hubiera recibido un aviso por parte de los afectados se hubiera acudido sin ddilación para dar solución al problema.

 

Fotos

Vídeos