Anulan el pliego para licitar el centro de mayores del barrio vallisoletano de Parquesol al incumplir el criterio de calidad

Catas realizadas el pasado mes de octubre en la parcela donde se construirá el centro de mayores. /J. Sanz
Catas realizadas el pasado mes de octubre en la parcela donde se construirá el centro de mayores. / J. Sanz

El Ayuntamiento corregirá el documento y procurará sacarlo de nuevo la próxima semana para evitar un mayor retraso en esta futura dotación

L. SANCHOValladolid

El futuro centro de mayores y biblioteca de Parquesol se ha topado con una nueva traba administrativa en el proceso de licitación de uno de los proyectos estrella del área que dirige Rafaela Romero. Si en diciembre el Ayuntamiento se vio obligado a corregir el pliego para que se adaptara a la nueva Ley de Contratos del Sector Público, esta vez deberá redactarlo de nuevo y volver a sacar las cláusulas administrativas a licitación al no representar los criterios relacionados con la calidad al menos el 51% de la puntuación y evitar así que el precio sea determinante en la adjudicación.

La nulidad del pliego, dictada este jueves por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León, responde al recurso del Colegio de Arquitectos de Valladolid, que consideraba que el citado pliego vulneraba el artículo 145.4 de la Ley de Contratos del Servicio Público al no atribuir al menos el 51% de la puntuación a la calidad. En su argumentación, el órgano colegial manifestó que en los criterios de adjudicación previstos se reservaban 21 puntos para la entrega de documentación gráfica que facilitase la visualización del proyecto. Si bien, el Colegio de Arquitectos consideraba que la documentación gráfica no guarda relación con la calidad del proyecto.

En este sentido, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales ha estimado este recurso al considerar que entregar o no este tipo de documentos «no constituye un criterio de calidad en los términos previstos en el artículo 145». Por lo que ese 51% de puntuación relacionado con la calidad no se alcanzaría al quedar anulados los 20 puntos vinculados con la documentación gráfica.

Manuel Vecino, presidente del Colegio de Arquitectos, abogó de nuevo ayer por que el Ayuntamiento convoque un concurso de ideas para aquellas obras «de notoriedad que afecten a la imagen de la ciudad», pues consideró «dramático para la sociedad» que se prime el factor económico «porque desprecias la seguridad, la sostenibilidad y otros tipos de matices». «Es como si se dijera; me da igual cómo se haga, pero quien lo haga, que lo haga barato».

A falta de estudiar con detenimiento la resolución, contra la que cabe recurso, la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, avanzó ayer que la intención es solucionarlo en los próximos días para sacarlo de nuevo a licitación, a ser posible, entre el lunes y el martes. «Es un solo punto en el que se manifiesta haber discrepancia y lo único que queremos es sacarlo en las mejores condiciones posibles, por lo tanto, cuanto antes se haga, mejor para todos», señaló.

La edil confió en que el retraso, que suma ya mes y medio desde que en diciembre hubiera que corregir el pliego por primera vez, «no será excesivo» con esta nueva incidencia y cree que se podrá empezar la obra este año, que tiene presupuestado 1,3 millones de euros.