Un alumno invidente, finalista en los premios de la Federación de Centros de Enseñanza de Idiomas

Miguel Fernández Páez. /El Norte
Miguel Fernández Páez. / El Norte

El joven, que se graduó en Periodismo en la UVA, obtuvo el certificado Advance, que equivale a un nivel C1 en el marco europeo

EL NORTEValladolid

Miguel Fernández Páez es periodista. Se graduó en la Universidad de Valladolid, donde los profesores guardan de él el mejor recuerdo que se puede tener en su caso, el de un alumno normal, brillante en asignaturas en las que aplicaba su capacidad de análisis, como Periodismo de Opinión, y remolón en las que no le iban tanto. Suficiente como para sacar la carrera sin problemas. «Mucha gente se piensa que soy un héroe, pero solo soy una persona normal», decía en 2013 a El Norte este estudiante invidente desde los cinco años.

Su último logro ha sido el de ser seleccionado como finalista para los premios de la Federación Española de Centros de Enseñanza de Idiomas (FECEI) Top 2018 por el Bien del Sector, cuya gala tendrá lugar el próximo viernes 9 de febrero en Madrid. La candidatura de Miguel Fernández, presentada por Warwick House, academia en la que se ha preparado para obtener un certificado oficial, y respaldada por la Asociación de Academias de Idiomas de Castilla y León (Aclid), está centrada en el impacto positivo de este alumno invidente en el centro, sus profesores y sus compañeros de clase, consiguiendo además su meta de acreditar el nivel C1 en inglés a través del examen Advanced de Cambridge Assessment English.

«El objetivo es que su ejemplo pueda difundirse dentro y fuera del sector», ha señalado la academia en la que ha estudiado el alumno. Esta categoría de los premios FECEI se dedica a un acto altruista que ayude al propio sector de la enseñanza de idiomas, de manera concreta. Para obtener un premio en esta categoría, la candidatura debe ser nominada por terceros y la propuesta deberá ser secundada por otra persona que también crea en el buen acto de la candidatura.

La acreditación de idiomas es un requisito cada vez más esencial a la hora de optar a un puesto de trabajo. Muchas empresas piden, como mínimo, un B2 –intermedio alto según el marco europeo–, mientras que el C1 corresponde a un nivel de desempeño alto y el C2 equivaldría a ser, en la práctica, bilingüe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos