Alaejos lava las heridas de su Cristo de la Salud con vino rancio