Los afectados por las obras de la gasolinera de la avenida Salamanca no llegan a un acuerdo con el Ayuntamiento de Valladolid

Las obras de la gasolinera de la avenida Salamanca. /Alberto Mingueza
Las obras de la gasolinera de la avenida Salamanca. / Alberto Mingueza

Ya son más de catorce las familias implicadas en la batalla del bloque de pisos Vista Magna

IRIS SIMÓN ASTUDILLOValladolid

Los afectados por las obras de la gasolinera de la avenida Salamanca se han reunido esta tarde con el concejal de Movilidad, el técnico del proyecto presentado por Repsol y un jurídico del Ayuntamiento. Estos siguen defendiendo que se trata de una remodelación de la gasolinera mientras los vecinos mantienen la postura de la obra nueva, pues «los cambios realizados afectan a las condiciones de volumen, a la forma de las instalaciones y a la posición y ocupación de las mismas en la parcela».

El concejal ha insistido en que el proyecto se adecua a la licencia, pero los afectados han recordado que no se trata de comprobar si lo ejecutado se adapta a esta, sino si la concesión es correcta. Además, han declarado que al haber omitido el proceso de información pública también se ha evitado que el proyecto se sometiera al trámite ambiental, lo que puede afectar a la seguridad y salud pública de las familias del edificio contiguo.

Los afectados, que ya suman catorce familias, han solicitado al concejal que suspenda la ejecución de las obras y facilite a Repsol otro emplazamiento, pero de momento no se ha llegado a un acuerdo. Los vecinos también han indicado en la reunión que si no se resuelve a su favor el recurso interpuesto en vía adeministrativa, acudirán a los juzgados.