Una manifestación celebra en Valladolid la remunicipalización de la gestión del agua

Participantes en la marcha. /
Participantes en la marcha.

La marcha, convocada por la federación vecinal Antonio Machado, recorrió el centro de la capital

EL NORTEVALLADOLID

Unas 200 personas se han manifestado este domingo para apoyar la recuperación del control público sobre la gestión del agua y el saneamiento en la capital vallisoletana, una protesta convocada por la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid Antonio Machado y a la que se han sumado varios integrantes del equipo de Gobierno.

En concreto, han estado presentes en la movilización el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia; la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez Esteban; la concejal de Educación, Infancia e Igualdad, María Victoria Soto, y la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

Liderados por una pancarta que rezaba '¡Agua pública, gestión pública!', los asistentes, muchos de ellos ataviados con bolsas de basura de color azul, han marchado desde la vallisoletana Plaza de Fuente Dorada hasta la Delegación del Gobierno al grito de "¡Agua va y pública ya!" y acompañados por el ritmo de una batucada.

María Sánchez ha explicado que esta movilización sirve para "celebrar" que el proceso de remunicipalización del agua "sigue su curso" pero también para reivindicar al Gobierno central la modificación de la Ley de presupuestos generales del Estado, que "cierra la puerta" a posibles municipalizaciones futuras de los servicios públicos.

Sánchez ha entendido esta maniobra como una "injerencia" contra la autonomía municipal. En este sentido, la concejal ha explicado que cuando el contrato de un bien esencial como es el agua termine --en este caso, el 30 de junio--, los vecinos estarán en su derecho de elegir cómo gestionarla. En definitiva, que la democracia quede "por encima" de los intereses de las empresas privadas, ha concluido Soto.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales, Margarita García Álvarez, ha resaltado, al igual que la concejal de medio Ambiente, el sentido "doble" de la manifestación que, por un lado, pretende apoyar la remunicipalización del agua en Valladolid y, por otro, exigir que se retire la disposición de los presupuestos generales del Estado en la que se prohíbe el control municipal de servicios públicos.

La gestión privada del agua aporta beneficios millonarios a las empresas, un dinero que, según ha explicado García Álvarez, se podría "reinvertir" en la mejora de las redes y el servicio o incluso en una posible bajada de tarifas, algo que resultaría "muy positivo" para los ciudadanos.