¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo?

La cabaña del Tormo, ubicada en el corazón del Pirineo aragonés./
La cabaña del Tormo, ubicada en el corazón del Pirineo aragonés.

La construcción rústica en el corazón del Pirineo aragonés que el grupo vallisoletano Celtas Cortos popularizó en su tema '20 de abril' busca mecenas para su rehabilitación

SONIA QUINTANA

«¿Recuerdas aquella noche en la cabaña del Turmo?». Nadie, salvo sus protagonistas, sabe lo que ocurrió (o no) aquella noche en aquella cabaña, pero... que levante la mano quien no lo haya preguntado a voces alguna noche en algún bar. ¿La culpa? De Celtas Cortos. Su tema 20 de abril, sin duda uno de los himnos de la música española, la puso en el mapa hace ya un cuarto de siglo y hoy sus propietarios, la comunidad de bienes del monte de Estós, apela a ese recuerdo del vocalista del grupo vallisoletano para lanzar una campaña de crowndfunding (micromecenazgo) para rehabilitar esta rústica construcción.

«20 de Abril del 90... ¿te imaginas pasar una noche en la cabaña del Tormo?», reza la web www.montedeestos.org. «Si tu donativo es mayor de 100 euros podrás pasar una noche para 4 personas en la cabaña cuando termine su rehabilitación. Si tu donativo es menor de 100 euros, por cada 20 euros donados, entrarás en el sorteo de una noche para 4 personas (se sorteará una noche por cada tramo de 100 euros recaudados)», explican en el apartado Proyectos e Iniciativas en curso. «Puedes aportar tu donativo por Paypal en la web www.montedeestos.org o realizar el donativo en la cuenta de Bantierra de Benasque ES35 3191 0329 9145 6742 7317». Ahí queda.

26 años después (realmente la canción no fue escrita hasta 1991), la carta más famosa del pop español sigue estando de plena actualidad. Su destinataria sigue siendo un misterio que el cantante Jesús Cifuentes, Cifu, autor de la letra, insiste en no desvelar. «Ella lo sabe, pero eso es la parte menos interesante. Podía ser cualquiera». Lo que sí está claro es que algo pasó (o no) en la cabaña del Tormo (su nombre original); Turmo, en la canción. Y ahora podría pasarte (o no) a ti.

Improvisado refugio para montañeros y cazadores, situada en el corazón del Pirineo aragonés, la cabaña necesita adaptarse a los tiempos. Las obras, con un coste cercano a los 18.000 euros, no afectarán a su aspecto exterior, aseguran sus propietarios, que quieren que la rehabilitación (instalación de placas fotovoltaicas, agua, una pequeña cocina, nevera, termo y un pequeño aseo) esté terminada para el verano. Los primeros turistas podrían dormir ya el día 20... no de abril, sino de julio (entre el 20 de julio y el 20 de agosto, a partir del Pilar y hasta el 20 de junio la cabaña no está ocupada por pastores). El Gobierno de Aragón ha aportado 4.932 euros al proyecto, el resto lo confían a este nostálgico crowndfunding.

Aquí tienes la versión que Celtas Cortos hizo de la mítica canción junto con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos