El transporte metropolitano comienza a funcionar con 4.000 tarjetas emitidas

Oficina de la Junta para expedir las tarjetas del bus metropolitano. /
Oficina de la Junta para expedir las tarjetas del bus metropolitano.

El Ayuntamiento pone en marcha el bono para desempleados con ingresos inferiores a 8.300 euros

JORGE MORENO

Ya no hay marcha atrás ni más demoras que las que por causas técnicas o de incorporaciones paulatinas de los 24 municipios que integran el entorno de la capital vallisoletana. Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid pusieron ayer en funcionamiento el Bono Metropolitano Combinado, la modalidad de transporte entre la ciudad de Valladolid y su alfoz que permitirá viajar ilimitadamente tanto en los autobuses de Auvasa, como en los de las compañías privadas que hacen hoy las rutas desde los pueblos.

Aunque la entrada en servicio ayer se limitó por el momento a los usuarios que viajen entre los municipios de Cabezón de Pisuerga y Santovenia hasta la capital, o viceversa, el número de solicitudes se ha duplicado en dos meses para obtener este documento de viaje. Su emisión, con un coste de la tarjeta de tres euros, ha pasado de finales de diciembre (2.189 pases) hasta el 28 de febrero a casi los 4.000 abonos.

La oficina que la dirección general de Transportes de la Junta tiene desde mayo del año pasado en la estación de autobuses de Puente Colgante está recibiendo constantes peticiones de información por parte de viajeros que residen en municipios como Laguna, Arroyo, Tudela, Zaratán o Cigales, a los que los traslados beneficiarán económicamente al reducirse el precio.

Y es que la población afectada por la entrada de este tipo de bono, que cuesta 59 euros mensuales, tiene un marco territorial de 400.000 habitantes. La recarga de este abono se podrá hacer en el futuro en los propios vehículos de las compañías privadas que, según el acuerdo, liquidarán luego con la Junta y Auvasa en función del registro de usuarios que suban a sus vehículos.

Provisionalmente, de los 59 euros al mes del bono combinado metropolitano, 42 son aportados por la dirección general de Transportes, y los otros 17 por Ayuntamiento de Valladolid. Con este título de viaje, los usuarios podrán realizar recargas mínimas de 5 euros.

La puesta en servicio este miércoles del nuevo abono metropolitano, que ha coincidido con la entrada en vigor de las nuevas tarifas urbanas de Auvasa, será también realidad en los próximos días en Renedo, Zaratán, Boecillo, Villanubla, Laguna de Duero y Cigales. En estos dos últimos municipios, las compañías (Cabrero y La Regional) están en periodo de pruebas.

«Me parece una iniciativa estupenda sobre todo para los que vivimos en pueblos como Tudela de Duero. He venido a informarme para un pedirla para un familiar que viene a trabajar a Valladolid todos los días», explica María Isabel, al salir de la Oficina de la Junta en Puente Colgante.

Félix Romanos, jefe del Servicio de Fomento en Valladolid y el edil Luis Vélez calificaron ayer de «histórica» la entrada en servicio de este abono «puesto que era una reclamación de los ciudadanos. Aunque el sistema de integración tarifaria no es fácil en otras ciudades de la comunidad, como León o Salamanca, ya tienen experiencia», dijo Romanos. Pese a que el abono metropolitano era algo que se llevaba esperando en Valladolid, los usuarios de la capital también se benefician desde ayer de otro pase de viaje que es novedoso. Uno de ellos es el social, de

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos