Socios de Turismoto buscan apartar a Parellada para retomar Pingüinos

Parellada lee el comunicado en el que se anuncia la suspensión de Pingüinos. /
Parellada lee el comunicado en el que se anuncia la suspensión de Pingüinos.

El conflicto entre el presidente y el tesorero, repuesto en su cargo por sentencia, asoma tras la suspensión

J. ASUA

El conflicto interno que vive el club Turismoto y que enfrenta su presidente, Mariano Parellada, con el tesorero de la entidad, José Manuel Navas, repuesto en su cargo por sentencia judicial, tras ser destituido en noviembre de 2013 en una asamblea declarada ilegal por los tribunales, vuelve a asomar la cabeza tras la suspensión de la cita motera prevista para enero de 2016. El sector encabezado por Navas, con dos de los cinco votos en la junta directiva, quiere tomar las riendas del club al considerar que la gestión «irregular» de Parellada está perjudicando «gravemente» el desarrollo de esta concentración, de la que es uno de los fundadores, y que, a su juicio, se podría celebrar «sin ningún problema».

En su haber, tiene tres sentencias judiciales. Dos, en la que se anuló el cónclave donde se decidió retirarle la confianza en la gestión de las cuentas. Y otra, donde se declara la nulidad de tres juntas directivas y la convocatoria de otra, una sentencia del pasado mes de julio, que Parellada ya ha apelado. Hasta ahora, los jueces dan la razón al tesorero al considerar que en estas reuniones se incumplieron los estatutos, se permitió votar a socios que no tenían derecho a hacerlo o no se convocó en tiempo y forma a otros, precisamente los críticos con la cara más visible de Pingüinos.

Hasta tal punto llega el enfrentamiento que el presidente del club no puede, a día de hoy, disponer de las cuentas bancarias al necesitar de la firma de Navas, quien se niega a aportarla por considerar que Parellada está desobedeciendo resoluciones judiciales. Este sector lleva un año queriendo convocar una asamblea para plantear una moción de censura contra el presidente y realizar una auditoría de cuentas. Así, consideran que la reunión celebrada la semana pasada en la que se votó suspender la cita para 2016 por una amplia mayoría también se habría convocado al margen de la ley. De hecho, no descartan acudir a los tribunales para recurrirla.

En la nota que Turismoto entregó el lunes no se recoge ni una línea de esta espinosa situación. Mientras que para Navas aquí radica la principal razón de la segunda suspensión consecutiva de Pingüinos, Parellada lamentó que su tesorero, con el que no mantiene ninguna relación y que «hace dejación de su cargo», quiera «aprovechar el revuelo a su favor». El presidente de Turismoto esgrimió una carta en la que «el 85% de los 120 socios» le expresan su apoyo y arremeten contra Navas. El máximo representante de Turismoto recalcó que la única razón de la suspensión es la no idoneidad de la alternativa planteada por el Ayuntamiento, así como el temor a nuevas acciones de Ecologistas en Acción en los tribunales, a pesar de que el Ayuntamiento se mostró dispuesto a asumir las consecuencias.

El alcalde avanzó ayer que «no va a tirar la toalla y que mantiene todas las vías abiertas» para poder celebrar la cita invernal, incluso en 2016. «Queda partido por jugar», dijo. Por su parte, el PP presentará en el leno una moción para que el Ayuntamiento adopte el cambio de uso del pinar anexo a La Hípica, de forma que se garantice la edición de 2017. «Los ecologistas han vuelto a poner dificultades insalvables a esta concentración, que ya tenía todos los pronunciamientos favorables. A pesar de que el gobierno tripartito cuenta con personas integradas en organizaciones ecologistas, el alcalde no ha logrado convencerles de que no presentaran recursos, lo que demuestra su evidente debilidad», recalcan los populares.