La calle Nicolás Salmerón está ya abierta al tráfico siete meses después

Los agentes regulan el tráfico nada más abrirse al tráfico, este viernes al mediodía, la calle Nicolás Salmerón. /
Los agentes regulan el tráfico nada más abrirse al tráfico, este viernes al mediodía, la calle Nicolás Salmerón.

La presencia de escombros del rellenado del antiguo cauce del Esgueva ha retrasado los trabajos de urbanización y ha encarecido el proyecto en 80.000 euros

J. S.valladolid

El tramo de la calle Nicolás Salmerón que permanecía cortado al tráfico desde el pasado 12 de enero, con motivo de las obras de urbanización entre la plaza de la Circular y la calle Labradores, está reabierto a la circulación, al igual que la aledaña calle San Luis (entre Acibelas y la propia Nicolás Salmerón), desde el mediodía de este viernes. Para llegar hasta este punto han sido necesarios siete largos meses de trabajos, en los que los operarios se toparon con un imprevisto, como fue la presencia de escombros del rellenado del terreno cuando se soterró el antiguo ramal sur del Esgueva en 1910. Eso provocó un retraso de casi dos meses en los trabajos y obligó a modificar sobre la marcha el proyecto, además de encarecer el coste inicial (de 475.989 euros) en 80.000 euros a mayores.

Fotos

La obra, en cualquier caso, ya está finiquitada y los vehículos circulan desde este mediodía con normalidad por su calzada. Lo más llamativo de la intervención, lo que ha suscitado las críticas de un numeroso grupo de vecinos durante la visita a la calle del alcalde, Óscar Puente, y del concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, es el estrechamiento de dos a un solo carril en el tramo de Nicolás Salmerón comprendido entre la calle Miguel de Prado y San Luis. Los vecinos de esta primera vía han advertido a las autoridades de que está reducción, fruto del ensanchamiento de las aceras, va a provocar un embudo que «colapsará la calle y provocará atascos en la plaza de la Circular».

¿Atascos desde Miguel de Prado?

Los residentes creen que la eliminación de este segundo carril justo en la incorporación de la calle Miguel de Prado (a través de un ceda) a Nicolás Salmerón generará un embudo. Las críticas han sido recogidos por los representantes municipales, que se han comprometido a estudiar posibles soluciones si se demuestra que, en efecto, se producen atascos en este punto.

El alcalde, además, ha pedido disculpas a los comerciantes de esta vía por el retraso de las obras y las molestias causadas durante la realización de los trabajos.