Rechazadas las propuestas del PSOE sobre regeneración democrática en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Valladolid

El alcalde olvida votar la enmienda de sustitución del PP que pedía el aval a las actuaciones en esta materia del Gobierno municipal

EL NORTE valladolid

El Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Valladolid rechazó hoy una batería de propuestas del Grupo Municipal Socialista, que sí contó con el apoyo de Izquierda Unida, dirigidas a mejorar la regeneración democrática. Se dio la circunstancia de que el PP presentó una enmienda de sustitución para avalar las actuaciones en esta materia del Consistorio durante los últimos cuatro años, pero que el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, olvidó votar antes de levantar la sesión y, cuando se dio cuenta, lo oposición rechazó la votación una vez concluido el pleno.

El pleno comenzó con un minuto de silencio por la tragedia ocurrida ayer en la costa italiana, el accidente de avión de Los Alpes y el fallecimiento del exjugador de baloncesto Lalo García y tuvo como único punto del orden del día la moción presentada por el PSOE sobre regeneración democrática.

En su defensa, el presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Puente, recordó que el alcalde, que «pretende seguir hasta los 74 años», se sentará en el banquillo dentro de una semana «como acusado» de un delito en lo que calificó «colofón» a la regeneración democrática del Ayuntamiento después de que otras 18 personas del Consistorio tengan que dar explicaciones por un Plan General de Ordenación Urbana «manipulado». «No es un asuntillo administrativo, es un juicio por delito y no se trata de un imputado, sino de un acusado», remarcó.

Además, también arremetió contra el PP de Valladolid, cuya decisión de apoyar la candidatura del alcalde es, a su juicio, «insólita e incomprensible» dado que «sea culpable o inocente» ya se ha sentado en el banquillo a un mes de las elecciones. «Esto revela la degeneración democrática del PP», subrayó Puente.

Al mismo tiempo, criticó la negativa del alcalde a debatir y la justificó en que sus convicciones democrática son «raquíticas», «no tienen la menor confianza en su proyecto político» y tienen «miedo al debate». Además, recordó que ni el alcalde, ni el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quieren debatir y, este último, justifica su oposición en que «no quiere debatir con los que insultan». «En lugar de debatir con los que insultan, prefiere llevarles de candidato», remachó el socialista, en referencia a León de la Riva.

Por el contrario, el Ayuntamiento dirá «que es el más transparente y seguirá como su líder (Mariano Rajoy) haciendo como si no pasara nada» y «aunque el agua le llegue al cuello, seguirá en el inmovilismo».

Precisamente, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Enríquez, incidió en este asunto, al asegurar que es uno de los ayuntamientos «modélicos» de España, al tiempo que aseguró que la moción del PSOE está «debatida y requetedebatida» y que «no plantea nada nuevo». «Plantear esto ahora es convertirlo en una palestra electoral», consideró, para añadir que no se puede hablar de regeneración democrática, sin respetar la voluntad de los ciudadanos que hace cuatro años dieron la confianza al PP.

Por eso, defendió la enmienda del PP -que finalmente no se votó y, por lo tanto, no se aprobó- para defender la libertad ciudadana y para denunciar las falacias y la estrategia de criminalización del Gobierno por parte de la oposición», sostuvo. Del mismo modo, explicó que se han debatido durante los últimos cuatro años 97 mociones en torno a este asunto, si bien Puente le replicó que 59 de ellas fueron propuestas del PSOE «rechazadas y requeterechazadas» o aprobadas «totalmente desnaturalizadas con enmiendas del PP». «No votamos contra la transparencia, la practicamos», respondió Enríquez.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Manuel Saravia, a quien Enríquez recordó que es «el mismo comunismo envuelto en papel celofán» en relación a su candidatura dentro de la coalición 'Valladolid Toma la Palabra', abogó por una mayor regeneración democrática «por el malestar social, por el grado de corrupción y porque hay medios técnicos suficientes para un mayor control».

Esta regeneración ha de llegar, a su juicio, a través del impulso de la cultura de mayor participación democrática a través del impulso también de las nuevas tecnologías.