El Val dejará en manos de una empresa externa la organización del mercado

Obras en el Mercado del Val. /
Obras en el Mercado del Val.

El Consorcio destina 17.900 euros para que una consultora defina la tipología de puestos o el horario

J. ASUA

La asistencia técnica, como se denomina el contrato, costará como máximo 17.900 euros sin IVA y su objetivo será definir la organización del futuro Mercado del Val cuando concluyan las obras de rehabilitación del inmueble histórico. El Ayuntamiento de Valladolid y el Consorcio de estas instalaciones de abastos han decidido que sea una empresa externa la que diseñe la oferta comercial de este céntrico espacio para los próximos años.

¿Qué razón hay para que este trabajo no lo hagan técnicos municipales o los propios interesados? La concejala de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, aporta dos: la falta de personal especializado en su área y la necesidad de que sean expertos los que diseñen el mix comercial necesario para que el Val pite como un centro enogastronómico de referencia en la ciudad. Por ese concepto se entiende la distribución idónea tanto de tipología de tiendas como su reparto físico para que el mercado sea atractivo para los clientes.

El pliego, que desde ayer se puede consultar en la página web del Consistorio de la capital (www.valladolid.es), recoge que la adjudicataria de este contrato deberá valorar los puestos existentes en el mercado provisional del Poniente 28, de los que 17 son carnicerías o pescaderías y planificar qué tipo de tiendas deben ocupar los 20 mostradores que aún están vacantes. La definición que se proponga servirá de base para licitar estas tiendas. En principio la oferta de carne y pescado ya estaría copada, aunque habría espacio para alguna pollería más.

La empresa o consultora que se quede con el contrato también se encargará de repartir las ubicaciones de los industriales en la planta de venta al detalle la principal hasta el punto de decidir dónde deben ubicarse las carnicerías, pescaderías, puestos de cocina, lugares de estancia o degustación, de manera que en el recorrido el comprador encuentre variedad. El Consorcio del Val también quiere que la adjudicataria indique cuál debe ser el horario óptimo de apertura y cierre para que el mercado atienda a la mejor relación coste-beneficio para el conjunto de la actividad comercial. En la actualidad, el horario de invierno es de lunes a sábado de 9:00 a 14:30 horas y los viernes de 18:00 a 21:00 horas. En la época estival los viernes por la tarde no se abre. Cantalapiedra explicó, como ejemplo, que igual una carnicería no tiene por qué abrir por la tarde, pero sí debe dar servicio una vinoteca o otro tipo de tiendas. Esa planificación, sostiene, la deben hacer expertos en la materia.

La adjudicataria deberá preparar además el lanzamiento al mercado de los puestos vacantes que vayan a salir a la licitación, como los plazos de las concesiones, y detallar un plan de acción integral para la captación de nuevos industriales. Las ofertas para quedarse con este contrato se pueden presentar hasta el próximo 31 de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos