Leche de oveja con Omega 6, una novedad creada en Olmedo

El producto se consigue a partir de una alimentación con semilla de colza, que lo dota de un mayor sabor y textura

Alberto García Torés, el ganadero, realiza el seguimiento del experimento con sus ovejas. /
Alberto García Torés, el ganadero, realiza el seguimiento del experimento con sus ovejas.
CRISINA MARTÍNolmedo

Cerca de 3.000 kilómetros (varios viajes a la semana) recorrió en un mes el olmedano Alberto García Torés, de la Granja AGM, para presentar en Palencia las muestras de leche extraídas a más de 450 ovejas para un proyecto de investigación que, desde 2010, ya formaba parte de las ideas de este emprendedor que nunca se dio por vencido y finalmente logró que su idea se hiciera realidad en colaboración con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL). Así, esta granja de Olmedo se ha convertido en la primera en producir de forma industrial leche de oveja con Omega 6 a partir de la semilla de colza, uno de los ingredientes protagonistas de este gran proyecto cuyos resultados permiten ya pensar en el consumo de leche de oveja más saludable y productos lácteos diferenciados.

Existen estudios que resaltan cómo el uso de la semilla de colza en la alimentación del ganado lechero repercute directamente en la calidad de la leche producida, aumentando el porcentaje de ácidos grasos monoinsaturados y disminuyendo, en proporción, el de ácidos grasos saturados, lo que contribuye a reducir los niveles de colesterol.

Los resultados son relevantes, según explica García Torés, quien se muestra muy orgulloso del trabajo realizado tanto desde la granja como en ITACyL, y considera que este hecho va a marcar un antes y un después en la producción de leche. «Queríamos valorar los efectos que producía la inclusión de la colza en las raciones de las ovejas productoras de leche y que se llevara a cabo en una explotación real, no en condiciones controladas», asegura el olmedano, que sabe bien que de esta forma se aproxima a la realidad del sector ovino lechero y, además no se perjudica la salud de los animales. Entre los resultados obtenidos, destacó la importancia de que la leche obtenida sufre una menor oxidación, por lo que su posibilidad de consumo se alarga, y los productos elaborados con ella «pueden incluso permanecer más tiempo en los lineales de los supermercados».

450 ovejas

La primera fase del proyecto fue el análisis de sangre a las 450 ovejas que formaron parte del estudio, divididas en distintos grupos, suministrando a una parte de ellas la ración normal y a la parte restante el alimento con un 5 por ciento de semilla de colza aplastada, en sustitución de parte de la semilla de algodón. Las muestras de leche que cada semana García Torés llevaba hasta Palencia mostraron los altos niveles de ácidos Omega 6 y, por tanto, los beneficios que esta leche tenía para la salud.

El proyecto, que ha contado con un presupuesto cercano a los 60.000 euros, se desarrolló a comienzos de 2014 en distintas fases. «Un mes de trabajo y muchísima información y datos por procesar», comentó García Torés, propietario de esta granja que abrió en 2004 y que cuenta con 900 hembras y 57 sementales, en un espacio de casi 5.000 metros cuadrados. Tiene previsto crecer en el próximo año pasando de los 450.000 litros de leche producida, un 15 por ciento más que en 2013, y llegar a los 650.000 litros.

Desde el comienzo, este proyecto tenía un doble objetivo; por un lado ver las repercusiones sobre la producción de leche y en la salud de las ovejas estudiadas un ingrediente como la colza, cuya semilla presenta un elevado nivel de grasa rica en ácido oleico y linoleico; y por otro lado, «dar un valor añadido a la agricultura de Castilla y León», tal y como afirmó García Torés, utilizando un producto local como es la semilla de colza, que fue suministrada por Acor.

Uno de los momentos más esperados del estudio llegó con la cata realizada por un total de 150 expertos y usuarios, «y los resultados nos sorprendieron», porque tras elaborar más de 1.000 yogures y quesos frescos con leche de ovejas alimentadas con o sin colza, más del 90% de las personas diferenció entre los productos normales de aquellos obtenidos a partir de leche con Omega 6, por su sabor y textura.

La apuesta por la innovación es una de las premisas de esta granja olmedana que ya en 2010 impulsó otro proyecto de investigación en el que se convirtió en la primera de Castilla y León, de España y de Europa en producir lechazos con propiedades saludables y menos grasas saturadas.

Actualmente, ya está dando forma a un nuevo proyecto centrado en la creación de una quesería artesanal que contará con productos elaborados con leche más saludable y «totalmente innovadores en España».

 

Fotos

Vídeos