Los ladridos de su mascota salvan de las llamas a los propietarios del restaurante El Figón de Tordesillas

Imágenes de la lavandería donde se inició el fuego./
Imágenes de la lavandería donde se inició el fuego.

Un cortocircuito en la lavandería del establecimiento pudo ser la causa del incendio, que se propagó hasta la vivienda, situada encima del negocio familiar

P. G.tordesillas

Hace unas semanas la hazaña ocurrió en Zaratán y, en la madrugada del lunes, en Tordesillas. Los propietarios del restaurante El Figón se salvaron de las llamas por los ladridos de su perra, que consiguieron despertar a la pareja, que dormía profundamente en su vivienda, situada justo encima del restaurante y hasta donde se propagó el incendio. El matrimonio que regenta este conocido restaurante escuchó los ladridos, lo que les permitió darse cuenta de que había fuego y pedir auxilio. Ambos fueron atendidos por los servicios médicos por inhalación de monoxido de carbono, aunque el varón tuvo que ser trasladado al hospital Clínico de Valladolid, aunque su vida no corría peligro.

Más noticias

El incendio pudo originarse por un cortocircuito en una lavadora del establecimiento. Esta es la hipótesis en la que trabajan tanto los Bomberos como la Guardia Civil y los peritos de la compañía aseguradora. No obstante, habrá que esperar para conocer el motivo que hizo que las llamas carbonizaran la lavandería y la sala de estar y el comedor de la vivienda, situada justo encima del restaurante.

Según los Bomberos de Tordesillas, alrededor de las 5:45 horas del lunes recibieron el aviso de un incendio en una vivienda situada en la Plaza de Pepe Zorita, número 22. Hasta allí se desplazaron una dotación de Tordesillas y otra de Medina del Campo para sofocar las llamas, que no estuvieron controladas y extinguidas hasta las 8:35 horas.

El fuego se inició en la lavandería que los propietarios del local tienen en la segunda planta del edificio. Además de esta zona, que quedó calcinada, las llamas se propagaron hasta el salón y la sala de estar, como explicaron los Bomberos de Tordesillas.

Lo más relevante de este suceso es que los dueños, un matrimonio de alrededor de 60 años, fueron alertados del incendio por su mascota, que ante las llamas y el humo comenzó a ladrar. Al parecer, los propietario dormían profundamente debido al cansando por la elevada carga de trabajo que habían tenido durante todo el fin de semana por la concentración motera, por lo que ni se enteraron del incendio. La perrita, que estaba en otra habitación, tuvo que ser rescatada por los Bomberos de Tordesillas. El matrimonio fue también rescatado por miembros de este Cuerpo y el marido tuvo que ser trasladado al Clínico debido a una intoxicación por el humo. La mujer no requirió ingreso hospitalario y ambos están a salvo gracias al aviso de su perrita, como reconocieron los afectados y comentaron tanto los agentes de la Guardia Civil como los Bomberos.