Un herido en el único encierro campero y urbano de las fiestas de Nava del Rey

Un momento del encierro en Nava del Rey. /
Un momento del encierro en Nava del Rey.

El caballo de la víctima fue el que peor parte se llevó del único incidente registrado

P. G.nava del rey

El primer y único encierro campero de las fiestas patronales de Nava del Rey finalizó dos horas más tarde de su inicio con un hombre herido leve que ha tenido que ser atendido por el servicio del 112 en el campo y ya ha recibido el alta. El alcalde de la localidad, Guzmán Gómez Alonso, ha asegurado que la peor parte del incidente se la ha llevado el caballo del hombre que ha sufrido varias cornadas. El equino fue atendido por el servicio veterinario de la plaza de toros de la localidad y su estado es estable.

El encierro de esta mañana, el único que se celebra por el campo y por las calles de la localidad, se inició a las diez horas, cuatro toros pertenecientes a las ganaderías de Río Frío y de los Galos fueron desencajonados de los corrales ubicados en las proximidades de la zona del Pinar de los Levantes. Desde este punto iniciaron una carrera hasta la zona del embudo donde la mandada que iba acompañada de media docena de mansos se dividió.

«Los toros han salido muy bravos por lo que ha sido imposible que fueran reconducidos a la zona del embudo para entrar en las calles», comentó el regidor, quien apuntó que de los cuatro morlacos tres han sido inmovilizados en el umbral de las calles, por lo que tan solo un astado ha concluido su cometido de llegar al coso.

El encierro, que contó con un multitudinario público, tanto a pie como a caballo y en coches por todo el recorrido campero, fue calificado por Gómez Alonso como un encierro «positivo a pesar de todo, ya que la gente ha podido disfrutar porque el toro que entró en las calles ha sido muy bravo y da dado mucho juego».