León de la Riva pide disculpas y asegura que se han malinterpretado sus palabras

Javier León de la Riva durante una rueda de prensa. /
Javier León de la Riva durante una rueda de prensa.

En una entrevista afirmó que le da reparo entrar en un ascensor «por si hay una chica con ganas de buscarte las vueltas»

V. M. VELA | S. GONZÁLEZVALLADOLID

A última hora de la tarde de ayer (22:41), después de que durante toda la jornada unas declaraciones del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, incendieran, una vez más, la Red, el regidor de la ciudad, a través de la cuenta oficial del Ayuntamiento en Twitter pidió disculpas. Textualmente, el comunicado difundido por la red social fue: «El alcalde quiere aclarar que se han malinterpretado sus palabras, sacándose de contexto, y pide disculpas a quien se haya sentido ofendido».

La secuencia de la polémica comenzó con unas declaraciones emitidas en Onda Cero en las que afirmó: «Yo dejaría de ser yo si no dijera lo que pienso». Unos minutos después sembró la polémica. La periodista, Clara Saavedra, le preguntó si había avances en la investigación de la violación cometida a principios de este mes en un parque de Las Villas. Y León de la Riva respondió: «No podemos tener a las seis de la mañana en cada parque de la ciudad a un policía por si pasa algo. Yo no voy a justificar una actuación contra una mujer ni contra un hombre en ningún caso, pero hay veces que a las seis de la mañana una mujer sola tiene que cuidar un poco por dónde va».

MÁS INFORMACIÓN

La siguiente pregunta de la locutora se refirió al polémico informe del Ministerio de Interior, con recomendaciones para las mujeres como cerrar las cortinas, llevar un silbato o tener cuidado en un ascensor. Y aquí León de la Riva se lanzó a contestar sin apenas esperar a que se cerrara el signo de interrogación. Y la cita es textual, palabra por palabra.

«Hay veces que en un ascensor a mí me da cierto reparo entrar depende con quien me encuentre dentro. Porque hay veces que el fenómeno puede ser al revés, ¿eh? Tú piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo en el ascensor, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos de que la has intentado agredir. Por lo tanto, ojo con ese tema, que tiene doble lectura, de ida y de vuelta».

En apenas minuto y medio, en un par de preguntas, el alcalde volvió a liarla. Estas declaraciones le robaron protagonismo a las pronunciadas el pasado lunes por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (también del PP), a raíz de la presunta violación de una chica de 20 años (el juez ha archivado provisionalmente la denuncia) por parte de varios jóvenes. De la Torre afirmó que «son hechos que pasan en muchas partes» y añadió que le gustaría que «no pasasen en ninguna». «No es un tema exclusivo de Málaga y no se puede poner un policía al lado de cada ciudadano, sino que es una cuestión educativa, de formación, de respeto de los chicos a las chicas». Estas palabras tuvieron su crítica y contestación por parte de agrupaciones de mujeres. Y voces similares se escucharon ayer contras las declaraciones de León de la Riva.

Sin ir más lejos, la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (ADAVASYMT) no dudó en mostrar su indignación ante las palabras del primer edil. «Se trata de una apología del terrorismo machista», afirmó su presidenta, Conchi Minayo, quien añadió que por este motivo «habría incluso que denunciarle». Minayo además aseguró que los comentarios del alcalde «justifican las agresiones sexuales» e incitan a un «retroceso de la sociedad que hace que se pierda todo lo que se había ganado en este terreno hasta ahora. Parece que quiere que no salgamos de casa o lo hagamos con una falda por los tobillos», añadió.

Las reacciones de la oposición tampoco se hicieron esperar y es que las palabras del alcalde han causado un gran revuelo también dentro de los partidos políticos. Por este motivo, desde el PSOE se exige a León de la Riva que «rectifique sus declaraciones y condene como responsable público que es las violaciones y las agresiones sexuales, focalizando la culpabilidad en el agresor y no en la víctima». Además, le demandan que «no manche más el nombre de Valladolid con sus comentarios machistas», ya que «a lo largo de los años ha demostrado ser un machista reincidente».

El grupo municipal de Izquierda Unida también se unió a la indignación. Considera «intolerables» las declaraciones del alcalde y que estas «rozan el carácter delictivo». Por otra parte, consideran que sus palabras «suponen una humillación y un desprecio a las mujeres que sufren agresiones sexuales».