Premian un sistema para detectar la apnea sin salir del domicilio

Víctor Ortega explicando el funcionamiento del proyecto premiado Somnus./
Víctor Ortega explicando el funcionamiento del proyecto premiado Somnus.

El resultado del algoritmo realizado por Five Flames Mobile en alrededor de 400 pacientes reales reduce un 45% la prueba de Polisomnografía

MIRIAM SEVILLANOvalladolid

Microcortes durante el sueño que pueden provocar la muerte. Dificultades, pausas y obstrucciones de la actividad respiratoria son los desencadenantes del síndrome de la Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS). Somnus, el proyecto que obtuvo el premio ADE2020, es una plataforma enfocada a la detección de esta patología. Se llevó a cabo en colaboración con el Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB) de la UVA dirigido por el catedrático Roberto Hornero a través de Five Flames Mobile, la empresa matriz dedicada al desarrollo de soluciones móviles corporativas para los diferentes tipos de entidades.

El propósito es simplificar el diagnóstico del SAHS mediante la realización de pruebas de sueño en el domicilio del paciente procesado, utilizando las últimas tecnologías para obtener un resultado concluyente. De esta manera disminuiría el coste y se reducirían las listas de espera en los hospitales. Aquí está la novedad. A diferencia del desarrollo habitual de la prueba en la que el paciente debe dormir al menos durante una noche en la Unidad Especializada del Sueño para que se le diagnostique la patología. En los hospitales de Castilla y León la prueba de la Polisomnografía (PSG) tiene una lista de espera de entre seis meses y un año.

Five Flames Mobile, el organismo creado hace dos años, tenía claro desde el principio que debía invertir en líneas de I+D. Aquellos grupos de investigación algunos más comerciales y otros más teóricos que trabajan en diferentes temas y que tras ser analizados se descubre el interés que puede despertar cada una de ellas. «Estas líneas, llevadas al mundo empresarial, pueden o no ser rentables pero, sin duda, serían la llave del futuro de la empresa», aseguró convencido Víctor Ortega, el socio fundador y director de la compañía instalada en el Parque Científico. Y añade, «contactamos con la Agencia de Desarrollo de Castilla y León (ADE) y con el GIB, que tiene diferentes líneas de investigación. Una de ellas era la apnea del sueño. La analizamos y nos dimos cuenta de que era muy interesante por su proximidad con el mercado. Además nuestra empresa podía financiar la investigación y completar el desarrollo con la parte de movilidad y con la plataforma informática. También la podríamos llevar al mercado y comercializarlo. Dar el salto de lo teórico a algo físico que se pudiera vender».

Pruebas fructíferas

Durante el año 2013, en el Hospital Río Hortega, el equipo de Five Flames Movile ha estado realizando pruebas en alrededor de 400 pacientes reales. «Por un lado, se realizó la prueba actual de PSG y, por otro, con nuestro algoritmo comparando los resultados para comprobar la validez de nuestras cifras y hacer que fuera más potente», explica Ortega. Los resultados certificaron que la señal de oximetría domiciliaria la medición de oxígeno en sangre a través de un pulsioxímetro portátil que establece la saturación del oxígeno en la sangre puede reducir significativamente el número de estudios de PSG en el hospital hasta en un 45% y sin necesidad de ingreso hospitalario. Además gracias a esta colaboración entra la empresa y la Universidad, fue posible registrar más de 400 señales de personas sospechosas de padecer SAHS.

La población que sufre apnea ronda el 2% en las mujeres y el 5% en los hombres. De este porcentaje, el 90% de los casos están sin diagnosticar y puede llegar a tener consecuencias fatales. Están por determinar qué características son las que provocan esta enfermedad. Podría ser genético. Lo que sí está claro es que está asociado al tabaquismo o a la obesidad, «aunque no hay un patrón cerrado. Lo importantes es detectar esta patología para comenzar el tratamiento», subraya el director de Five Flames.

En caso de que el especialista detecte apnea en el paciente, se pasará a utilizar una Cepap nasal. Una mascarilla de oxigeno que funciona como un aspirador al revés, inyectando aire a presión para así respirar con normalidad.