La prenda original y cómoda que no debe faltar en tus vacaciones por el norte

La prenda original y cómoda que no debe faltar en tus vacaciones por el norte

Las sudaderas son un básico de fondo de armario que conviene rescatar también en la época estival por si refresca. Aquí cuatro opciones divertidas que demuestran que esta prenda de tu juventud ni entiende de edad ni tiene por qué ser aburrida

ALMUDENA BLANCO

¡Hola a todos! ¿Por qué el verano pasa tan rápido? Estamos ya en el mes de agosto, julio se nos ha escapado volando, pero aún nos queda por delante Aste Nagusia y muchos días de sol. Eso sí, también de lluvia y algo más de frío por las noches, al menos, para quienes veraneamos en el norte. La parte positiva es que, en contraposición, disfrutamos de unos paisajes maravillosos, playas infinitas, montañas verdes... ¡y estamos rodeados de gente maravillosa!

En el artículo anterior, os descubrí distintas prendas de tirantes, que son atemporales, ideales para lucir bronceado, para ir cómoda, fresca y acertar, tanto de día como de noche. Esta vez me he puesto más friolera para enseñaros distintos looks con sudaderas o jerséis, que seguro agradeceréis cuando cae el sol y refresca.

En mi caso, uso este tipo de prendas en cualquier época del año, ya que me resultan muy cómodas y ponibles. Cuando tengo alguna ocasión especial me decanto por otro tipo de opciones más vestidas, pero sí que recurro a ellas en mi día a día. Para ir al cole a buscar a las niñas, pasar interminables horas en el patio, para los planes informales de fin de semana, para ir al gimnasio... ¡si mis sudaderas hablasen podrían contar mil historias! Y es que son mis aliadas perfectas cuando voy corriendo (porque no llego a nada) y necesito ir cómoda.

Hoy en día, podemos encontrar en las tiendas una amplia variedad de jerséis y sudaderas: con diferentes tejidos, estampados, mensajes reivindicativos, paillets, encaje, transparencias... Las posibilidades son infinitas y los diseñadores nos sorprenden cada temporada con un sinfín de propuestas. ¿Qué me decís? ¿Sois de sudaderas? Aquí cuatro ejemplos en los que demuestro que para mí son y serán siempre una apuesta segura:

Una sudadera especial con mangas acampanadas

En esta imagen llevo una sudadera negra de Scotch & Soda con 'print' en la parte delantera. Me gusta mucho porque es corta, el algodón es increíble y tiene unas mangas acampanadas muy especiales. La he combinado con un pantalón vaquero de Zara y unas gafas de Chanel.

Un jerséy básico con gorro

En esta ocasión, me he decantado por una chaqueta gris larga de punto y con gorro, que me parece muy cómoda. La compré en una tienda local de Madrid. La he combinado con una camiseta negra de System Action y un vaquero que me compré en la tienda Via Condotti de Santander. Estas botas, que no me las quito ni en verano ni en invierno, son de la marca M'apetit.

Una divertida sudadera que «alimenta el alma»

Cómoda y con mucho corazón

En este último look, llevo otra sudadera de la firma Anabel Lee con corazones, una mariposa en la parte frontal, rayas... me parece preciosa por sus detalles y colorido. Un diseño que invita a «sentir, disfrutar, amar... volar». La he combinado con pantalones vaqueros negros de Zara y las mismas botas del look anterior, que me parecen una opción perfecta para días con un poco de lluvia.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que os haya gustado y os animéis a sacar del armario las sudaderas también en verano, porque son ideales para los días más frescos del norte. Nos vemos la semana que viene con más propuestas, mientras tanto, me podéis seguir en Instagram, almudena_bb.

Temas

Moda