Adiós vacaciones, hola armario

Hay prendas que a lo largo del año deben de estar siempre presentes entre vuestras opciones. Aquellas que conforman lo que llamamos fondo de armario

Adiós vacaciones, hola armario
Kirsten Hinder para Ikea
Cris Casales
CRIS CASALES

Atrás quedaron los rincones de la casa con bolsas de toallas, bañadores, chanclas, gorritos... Los días van bajando sus horas de sol para alargar las noches. Las mañanas se levantan más frescas para arrancar las chaquetas en estos mediodías calurosos. Las apps del tiempo se han convertido en el aliado estratégico ante la eterna pregunta del '¿qué me pongo?'. Diez grados a las nueve de la mañana, veintitrés a las dos de la tarde y yo con estos pelos y el armario hecho un lío.

¡Oh!, el armario, ese universo paralelo donde, por estas fechas, conviven las camisetas de tirantes y las bermudas junto a los jerséis más calentitos y las cazadoras de plumas en perfecta armonía... o no. Ya sea durante el veranillo de San Miguel o el de San Martín o el de cualquier otro que se saque de la chistera la cultura popular, sin duda, son las épocas del año más complicadas a la hora de acertar con el estilismo. Es por ello que cuando vas por la calle ves todo tipo de 'outfits': gente con sandalias y plumas (os doy mi palabra de que lo he visto), con botas y en manga corta (esto es tendencia), gente vestida completamente de verano y gente vestida completamente de invierno. Este tipo de escenas tan rocambolescas son muy habituales debido a ese extraño término, perfectamente sugerido por la RAE, llamado entretiempo.

¿Y qué hacemos?

Ya sabéis que nos toca hacer revisión de armario mínimo dos veces al año y, si se puede cuatro, una en cada estación. Son muchos los armarios revisados y hace ya tiempo llegué a la conclusión de que lo más eficiente a la hora de vestir en estas épocas del año es aplicar una técnica tan obvia y natural que hasta las cebollas utilizan: el uso de las capas. Ya sabéis que hay prendas que a lo largo del año deben de estar siempre presentes entre vuestras opciones. Aquellas que conforman lo que llamamos fondo de armario. Estas prendas van a ser clave para poder hacer efectivo el uso de las capas.

Aquí tienes una relación de prendas que son los perfectos aliados para salir airoso de esta situación. Aplicad cada prenda, tanto a hombre como a mujer, dentro de las posibilidades:

Un top, una camiseta, una camisa y un jersey lisos de color neutro. Una cazadora vaquera y una cazadora de piel. Un abrigo básico, una gabardina y una americana lisa de color neutro. Un pantalón vaquero y uno de vestir de color neutro y un vestido liso de color neutro. En cuanto a calzado, unos botines, unos zapatos de salón, unos zapatos bajos y unas deportivas. Como complementos, un bolso negro tamaño medio, un bolso de fiesta, unas gafas de sol y un foulard.

Ejemplo práctico del uso de capas en un día estereotipo de entretiempo: fresco por la mañana, calor al mediodía y temperatura media por la tarde. Hoy toca reunión en el trabajo.

Tienes claro que tus vaqueros largos son ideales para no pelarte de frío ni asarte de calor, pero te da miedo vestir un 'outfit' un poco informal. Fácil, te pones un tacón (deportiva de vestir en los chicos) para dar una imagen mas seria, un top o camisa lisa, y una americana. Tiempo de adaptar la tercera capa a la temperatura y las condiciones climatológicas del momento. Si hace bueno, no necesitamos nada más. Si hace un día lluvioso, nos ponemos una gabardina (sí, encima de la americana). Si hace mucho frío, nos pondremos un abrigo con un foulard (también encima de la americana).

Objetivo del trabajo con las capas: que en todo momento estéis listos y listas para cada situación. Si después del trabajo vais a tomar algo con los compañeros o la familia, te quitas los tacones (si eres chica), te pones unas deportivas y divina/o para lo que venga ¡y más!.

Obviamente cada persona tiene unos hábitos de vida, un trabajo y unos gustos diferentes y por ende el fondo de armario debe reflejar estos principios, pero como veis el buen uso de las capas de ropa siempre es un acierto en estos días de incertidumbre. No le tengas miedo al termómetro, tienes a tu armario como aliado. ¡Con cariño, por favor!

Temas

Moda