El balneario solicita el concurso de acreedores

EL NORTE.

El Balneario de las Salinas de Medina del Campo solicitó el 14 de noviembre el concurso voluntario de acreedores debido a las discrepancias con los dueños del edificio, un grupo de inversores gallegos, según confirma su gerente, Carlos Alcántara, antes de aclarar que «el balneario no está cerrado, sigue en funcionamiento y nuestro objetivo es llegar a un acuerdo con los propietarios para dar continuidad al negocio». El responsable asegura que los trabajadores cobran sus nóminas y anticipa que no se prevén despidos, ya que su intención es la de «mantener los 44 puestos de trabajo». El ritmo de trabajo, añade, es bueno y durante la nochevieja la ocupación rozará el 100%. «Nosotros seguimos trabajando igual que siempre», explica.