Las empresas de la Junta dejan sin invertir 63 de cada 100 euros

Los últimos años han recibido más encargos de obras para «ganar agilidad», aunque los datos de ejecución son bajos

S. ESCRIBANOVALLADOLID.

De cada cien euros que el presupuesto de la Junta ha destinado a obras de inversión en las empresas públicas en los dos últimos años, 63 no se han empleado en lo previsto: carreteras, viviendas, polígonos industriales, edificios, depuradoras...

Los datos de ejecución de ADE Parques Tecnológicos y Empresariales de Castilla y León, Sotur, Provilsa, la Sociedad Pública de Medio Ambiente, Castilla y León Sociedad Patrimonial y Appacale (falta ADE Financiación) son muy bajos. De los 1.570,4 millones consignados en el capítulo de inversión, 996 están sin ejecutar. El 63,4%.

Y son cifras de la propia Junta de Castilla y León recogidas en el presupuesto de 2011, ahora en vigor, y en el que se incluyen datos de ejecución de lo que se encargó en 2010, y también en el último borrador del presupuesto de la Junta para 2012, que finalmente no se presentó en las Cortes. Mientras que las partidas de gasto para el próximo año pueden sufrir variación en función de los ingresos que se consignen, las que recogen la ejecución de la inversión de 2011, de lo hecho (con datos de finales de octubre), es difícil que se muevan. Más en un año como este, en el que la prioridad, sobre todo a medida que ha avanzado el calendario, ha sido el ajuste de fondos y el recorte de partidas y no el impulso a la inversión.

El PSOE presentará en el pleno que las Cortes celebrarán el martes y el miércoles próximos una nueva iniciativa para reclamar al Gobierno autonómico que presente un presupuesto para 2012. Fuentes socialistas han avanzado que abordarán la escasa eficacia de las empresas de la Junta, que se nutren de fondos públicos y conforman un apéndice paralelo de la Administración autonómica. Una crítica, la de la mala ejecución de las inversiones previstas, que no es nueva.

El Gobierno de Juan Vicente Herrera ha incrementado en los últimos años el peso de los encargos de obras a las empresas que presiden sus consejeros, con el argumento de que son entes que pueden moverse con mayor agilidad que la propia Administración General a la hora de contratar créditos y ejecutar proyectos.

Firma por firma

Las cifras de los dos últimos ejercicios (2011 sin concluir) arrojan que la empresa de promoción turística Sotur y la que depende de Agricultura y trabaja en el campo de la patata (Appacale) no han invertido ni un euro de los que tenían consignados para inversión.

Los porcentajes de dinero no empleado en los proyectos que estaban previstos en el resto de las empresas oscilan entre el 54,83% y el 76,61%. El primer indicador es el de ADE Parques Tecnológicos y Empresariales. El segundo, de Castilla y León Sociedad Patrimonial, empresa que depende de la Consejería de Hacienda y a la que se encarga la construcción de nuevas sedes y reforma de los edificios administrativos de la propia Junta. Esta empresa ha mejorado la ejecución en 2011, superando el empleo del 70% del presupuesto en inversión, pero lo invertido en 2010 (el 8%) lastra los datos del computo del bienio. Cierran el listado Provilsa y Somacyl. Ambas dependen ahora de la Consejera de Fomento y Medio Ambiente. Provilsa se dedica a la promoción de viviendas, infraestructuras, entre ellas carreteras, y logística y Somacyl a obras y proyectos medioambientales. El montante de lo que ha dejado de ejecutar la primera asciende al 75,10%. El de la segunda sube hasta el 76,61%. Las dos empresas se fundirán en una que se llamará Incyl.