El Gobierno incorpora los fondos de Emilio Resenstein al Archivo de Salamanca

El Ejecutivo los entrega un día después de dar marcha atrás a la última salida prevista a Cataluña de 4.000 documentos

FRANCISCO GÓMEZSALAMANCA.
Dos fotografías de la colección del brigadista polaco. ::
                             EMILIO RESENSTEIN/
Dos fotografías de la colección del brigadista polaco. :: EMILIO RESENSTEIN

A pesar de todas las idas y venidas desde el año 2004 a propósito del Archivo General de la Guerra Civil, luego Centro Documental de la Memoria, el Gobierno de Zapatero parece interesado en despedirse de este largo conflicto con buen sabor de boca y ayer anunció la incorporación de una importante colección fotográfica sobre las Brigadas Internacionales. Un ingreso al espacio salmantino con la que el Ministerio de Cultura aseguró en un comunicado oficial «seguir cumpliendo el mandato de enriquecer los fondos y colecciones del Centro de la Memoria para su adecuada custodia y difusión».

El anuncio se producía tan solo un día después de la forzada marcha atrás por parte del gabinete de la ministra en funciones, Ángeles González-Sinde, desconvocando unas pocas horas antes la celebración de un patronato del centro que habría supuesto la autorización para el envío a Cataluña de 257 cajas de documentos, trece banderas, seis insignias y medallas y varios cientos de libros, en total cerca de 4.000 fondos.

Tras suspender esa salida, que en principio queda pospuesta hasta la formación de un nuevo patronato, el Ministerio de Cultura confirmó ayer el traslado a Salamanca del fondo fotográfico del brigadista internacional Emilio Resenstein, que documenta el día a día de la Guerra Civil española tanto en el frente como en la retaguardia.

La donación del fondo ha sido efectuada por la doctora Yvonne Jane Resenstein Azoulay, hija del brigadista que utilizó como seudónimo durante la guerra el nombre de Emil Vedin.

En total, son cien fotografías en soporte papel y 28 rollos de película flexible, negativos en blanco y negro y varios números sueltos de revistas de la época.

Emilio Resenstein nació en Lukow, ciudad del este de Polonia, en el seno de una familia judía. Emigrante a Francia, donde se convierte en activista del Front Populaire, y donde posteriormente se alista como voluntario en las Brigadas Internacionales tras el estallido de la Guerra Civil en España.

De Polonia a España

Con el grado de Capitán y Mayor Médico forma parte primero del batallón Dabrowski de la XI Brigada Internacional y posteriormente del Servicio Sanitario de las Unidades Blindadas de las Brigadas Internacionales.

Durante sus seis primeros meses en los frentes de Madrid asistió a setecientos heridos y a 350 compañeros fallecidos, de los aproximadamente 5.400 polacos que lucharon en la contienda española Pero además de servir como médico y desempeñar tareas de intérprete con los tanquistas rusos, también se esforzó por fotografiar la realidad de la guerra.

Mientras, el conflicto por la salida de fondos desde Salamanca a Cataluña continúa latente. Ayer el investigador Policarpo Sánchez, autor de numerosas denuncias sobre irregularidades en el traslado a Barcelona de fondos, aseguró que la paralización del patronato «ha sido un triunfo de la razón y de la justicia», ya que de nuevo «la mayor parte de los documentos que iban a ser enviados incumplen la letra y el espíritu de la ley».

Responsabilidades

Policarpo Sánchez insistió en que la Generalitat ha recibido «documentos que nunca fueron incautados en Cataluña o papeles que incautados en esta comunidad no pertenecían a particulares catalanes, sino a refugiados de todas las partes de España, algunos contrarios expresamente a que sus fondos salieran de Salamanca».

El investigador señaló como responsables de esta situación a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, al director general del Libro, Rogelio Blanco y al subdirector general de los Archivos Estatales, Severiano Hernández, de quienes aseguró que «no se pueden ir de rositas, tienen que rendir responsabilidades políticas e incluso judiciales por lo ocurrido».