Los alcaldes proponen el uso forestal y turístico de los montes de Tierra de Pinares

Los regidores de la provincia coinciden en pedir a Carnero ayudas para afrontar el gasto corriente

EL NORTEVALLADOLID.
Reunión de los alcaldes con Jesús Julio Carnero, en Boecillo. ::
                             EL 
                            NORTE/
Reunión de los alcaldes con Jesús Julio Carnero, en Boecillo. :: EL NORTE

Los alcaldes de los pueblos del sureste de la provincia enclavados en la Tierra de Pinares propusieron ayer al presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, poner en valor precisamente sus pinares e impulsar tanto su uso forestal e industrial como su potencial turístico con la idea de fomentar, de paso, la creación de empleos. Así se lo trasladaron los regidores de 19 municipios, como Íscar, Pedrajas, Tudela o Mojados, entre otros, durante el encuentro de todos ellos con el responsable de la Institución celebrado ayer por la tarde en Boecillo. El encuentro sirvió para cerrar la ronda de contactos con los 234 alcaldes de la provincia por parte del presidente después de 5 meses y 15 reuniones.

La financiación municipal figura al frente de las preocupaciones de los distintos regidores de la provincia, así como sus propuestas de racionalización del gasto o la petición de fórmulas para compartir servicios comunes. Los vertederos ilegales de escombros de la construcción, la atención a las personas mayores, los problemas de cobertura de la telefonía móvil o Internet, el transporte público o la seguridad ciudadana, entre otros, son algunos de los problemas planteados en estas reuniones por los regidores, según resumieron ayer fuentes de la Institución provincial.

En el encuentro de ayer, sin embargo, salió a relucir una propuesta diferente, como es la de impulsar y aprovechar el uso de los montes de la Tierra de Pinares para paliar los efectos de la crisis económica y el desempleo en los pueblos.

Fuentes de la Diputación explicaron que ya están trabajando para resolver algunas de las cuestiones más recurrentes planteadas por los municipios como la concesión de subvenciones para sufragar los gastos corrientes, la puesta en marcha de la central de contratación para conseguir servicios públicos más baratos (luz, teléfono, gas…), las acciones relacionadas con la recogida de escombros de construcción o la realización de acciones conjuntas de promoción turística.