El Concurso Nacional de Cuentos infantiles Casilda Ordóñez se impulsa con una segunda edición

El certamen, cuyo primer premio está dotado con 300 euros, lo convocan el Ayuntamiento y la empresa Cativos

FERNANDO CABALLEROPALENCIA.

Si el primer concurso resultó un éxito, no había motivos para no convocar la segunda edición. Así lo han decidido los responsables de la empresa Cativos, que gestiona la guardería del Cristo que lleva el nombre de Casilda Ordóñez. Esa decisión se trasladó al Ayuntamiento, titular del centro infantil, y así ha nacido la nueva convocatoria del Concurso Nacional de Cuentos Infantiles Casilda Ordóñez. Precisamente, el domingo se cumplieron dos años de la muerte de esta catedrática de Lengua y Literatura, académica de la Institución Tello Téllez de Meneses, poeta, ensayista e investigadora.

La nueva convocatoria fue presentada ayer por el alcalde, Alfonso Polanco; la concejala de Infancia, Vanesa Guzón; Elisa López, de la empresa Cativos, y Concha Hervella, hija de Casilda Ordóñez. El primer premio está dotado con 300 euros, y al certamen pueden presentarse todos los autores que los deseen con textos inéditos dirigidos a los niños y una extensión máxima de cuatro folios. El plazo finaliza el 20 de enero de 2012.

Alfonso Polanco aseguró ayer que el concurso es un homenaje a Casilda Ordóñez, «por el trabajo que realizó en Palencia en favor de la educación y de la cultura». Asimismo, el regidor destacó como otro objetivo del certamen «enriquecer el gusto por los libros y por la lectura dirigida hacia los más pequeños». Elisa López, por su parte, insistió en que la gran acogida que tuvo la primera edición ha llevado a la empresa Cativos, que gestiona en España treinta centros se enseñanza infantil, a convocar la segunda, lo que afrontan «con muchísima ilusión». Elisa López señaló que el objetivo es que los niños «valoren lo que supone escribir o leer un cuento en una época dominada por las consolas y las nuevas tecnologías». La representante de Cativos añadió que para la empresa «es un honor dar a conocer la figura de Casilda Ordóñez, que fue un baluarte en educación, así como gestionar una escuela que lleva su nombre».

Finalmente, Concha Hervella dijo que este concurso de cuentos infantiles es la mejor forma de recordar a su madre.