Con manteles de hilo y lino

N. C.VALLADOLID.

Los alumnos de la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez contarán con manteles de lujo, en concreto de hilo y lino como los de los grandes restaurantes del mundo, cuando tengan que atender a los invitados que acudan a comprobar lo que se cuece en este moderno centro abierto en Valladolid de la mano de la Cámara de Comercio e Industria. Unos manteles que son donaciones de diversas empresas punteras.

Cerca de 1.800 piezas de vajilla, 1.500 copas, unos 1.500 cubiertos, baterías de cocina y otros utensilios llegarán a manos de los estudiantes de este centro culinario que quiere ser una referencia en España y el mundo. De hecho, ya lo es en cierta medida puesto que los alumnos que desde hace tres años acuden al Concurso Internacional de Tapas que celebra en Valladolid, en coincidencia con el certamen nacional de pinchos, vienen gracias a la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez. Un centro que aunque no ha contado hasta ahora con un edificio idóneo para su labor desde hace años atrae a estudiantes de diversas partes del mundo.

Tras la ceremonia de inauguración del VII Concurso Nacional de Tapas y Pinchos Ciudad de Valladolid, la Escuela Internacional de Cocina abre hoy sus puertas a los miembros del jurado internacional y se hará un reconocimiento formal a las empresas colaboradoras como Steelite International; Miguel Pujadas, e Hijo de J. Bassols. Finalmente, Rat Light Systems se ha encargado de diseñar y donar las luminarias led de última generación de la sala de catas.