«La sobriedad es lo que distingue a Tomás Luis de Victoria»

Philippe Herreweghe Director del Collegium Vocale Gent

V. M. NIÑOBURGOS.

Lleva cuarenta años al frente del Collegium Vocale de Gante que ayer acercó el repertorio de Tomás Luis de Victoria al público de Burgos. Aquel coro que comenzó en la universidad, cuando estudiaba psiquiatría ha determinado una vida dedicada a la música. Primero en la antigua y su revisión historicista, invitado al clan de los exquisitos por Gustav Leonhardt y Nikolaus Harnoncourt, y después ha ido ampliando repertorio barroco, romántico y contemporáneo. «Es importante conocer a Bach o Händel para poder entender a Beethoven», dice Herreweghe. De Tomás Luis de Victoria destaca la «sobriedad, va directa y sencillamente al sentimiento religioso, si ornamento alguno. Eso que es tan español le distingue de Palestrina». Desde hace unos años este maestro que tiene tras de sí un centenar de discos, trabaja en su propio sello Phi. Dentro de dos semanas, tras este tour español, grabarán el repertorio de Victoria. «Nunca lo hemos hecho y es una pieza maestra del Renacimiento. Los ingleses lo han grabado mucho, pero con una interpretación distinta. Creo que los flamencos tenemos más que ver con esta música y con lo español. Estamos más cerca de su espíritu, por relación histórica. Así que lo intentaremos hacer lo mejor que podamos». Herreweghe compagina el trabajo coral de este grupo, que también ha desarrollado una orquesta, con el instrumental de otros grupos (La Chapelle Royale, en París) y sus invitaciones al frente de las sinfónicas europeas. Tras Tomás Luis de Victoria, abordará para otro disco la 'Misa solemnis', de Beethoven, «son cosas muy distintas, pero me gusta cambiar, afrontar retos nuevos». El Collegium Vocale de Gante está dividido en varias secciones que se dedican a distintas músicas. Ha colaborado con Harnoncourt, Kuijen, rené acobs entre otros directores dedicados a la música antigua.