La CHD baraja cuatro proyectos alternativos para el embalse de Omaña

La obra, rechazada por su impacto ambiental en 1993, suponía inundar ocho pueblos

ELENA R. COSTILLAVALLADOLID.
Antonio Gato. ::
                             R. OTAZO/
Antonio Gato. :: R. OTAZO

En la década de los ochenta, la comarca leonesa de Omaña salió a la calle para gritar 'no' a la construcción de un pantano que sumergiría ocho pueblos y en 1993, la dirección de Política Ambiental les dio la razón denegando la Declaración de Impacto Ambiental por considerar que las consecuencias sociales y medioambientales del embalse eran «inasumibles». El proyecto quedó paralizado, pero los agricultores siguen reclamando una infraestructura que les garantice agua. La CHD tiene casi concluido el estudio sobre las necesidades de regulaciones adicionales en el curso del río Órbigo para el que baraja cuatro posibilidades que detalló el presidente de la CHD, Antonio Gato, en el programa 'Castilla y León. El Campo' . Opciones que pasarían por aportaciones de agua del río Omaña al embalse de Barrios de Luna «a través de un túnel de conexión que lleve los excedentes de agua invernales»; en segundo lugar, por una «regulación lateral» del río a través de los arroyos de las márgenes izquierda y derecha; en tercero, se contempla la construcción de «balsas situadas en las zonas regables»; y en cuarto, se plantean pequeños embalses con distintas capacidades, pero nunca en el mismo lugar que el proyectado en la década de los ochenta.

«Técnicamente viables»

Haciendo gala de la prudencia que le caracteriza, Gato no desveló si hay alguna opción con más posibilidades, no se «decanta», entre otros, porque, aunque sean «viables técnicamente», la elección depende de su viabilidad medio ambiental y, también, de su viabilidad económica. No hay que olvidar que una parte fundamental son los regantes que serán los usuarios finales y ellos deberán decir si pueden o no asumir la parte que les toca pagar de la infraestructura. Con los regantes del Sindicato Central de Barrios de Luna (que agrupa 60.000 hectáreas) ya se ha reunido la dirección técnica de la CHD para darles a conocer este primer avance.

Por otro lado, al Canal del Órbigo, en la provincia de León, le toca pasar por una cirugía general que lo repare de principio a fin. Una obra que comenzó ayer y que supondrá la reparación, el refuerzo y la impermeabilización de sus casi 30 kilómetros de longitud con una inversión de 12,5 millones de euros. Según Gato se trata de una obra «muy ambiciosa», a la par que necesaria ya que, expuso, se trata de un canal que data de 1946 y que necesita una intervención «en profundidad». Más de 60 campañas de riego lleva entre sus paredes el Canal del Órbigo en León, seis décadas trasportando 32 metros cúbicos de agua por segundo y decenas de reparaciones puntuales para evitar pérdidas que lo han dejado lleno de cicatrices.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos