Un sabroso guiso para despedir las fiestas de la Santa Cruz

Miembros de una peña, en su carroza. ::
                             M. FRANCO/
Miembros de una peña, en su carroza. :: M. FRANCO

Las fiestas de la Santa Cruz de Astudillo han dejado un buen sabor de boca. Y no es para menos, ya que el guiso de la vaquilla con patatas que se cocinó en la ermita de Torre Marte resultó muy sabroso. Vecinos y visitantes participaron en los entornos de la ermita en la romería, con la que se despidieron oficialmente las fiestas. Después, la mayoría de los asistentes bajaron de nuevo al pueblo para vivir de cerca el espectáculo del 'toro enmaromado'.