Guerra al símbolo de la paz

Pese a su buena fama, estas aves pueden transmitir más de cincuenta enfermedades al ser humano La empresa Alturas Halcón logra que Villamuriel se libre de la plaga de palomas que sufría

DANIEL P. CORONAPALENCIA.
Varias palomas capturadas a través del método de la jaula trampa. El objetivo es controlar la población y evitar plagas.::                             EL NORTE/
Varias palomas capturadas a través del método de la jaula trampa. El objetivo es controlar la población y evitar plagas.:: EL NORTE

Los vecinos de Villamuriel ya pueden respirar tranquilos. Los cuantiosos problemas generados hasta hace bien poco por la plaga de palomas que vivía la localidad parecen haber terminado.

Daños en los tejados y la pintura de edificios, ruidos, excrementos y olores, suciedad en aceras y poyatas de ventanas, limas y canalones obstruidos... Son solo algunas de las molestias provocadas por las palomas, que por si fuera poco, tienen la capacidad de transmitir al ser humano más de 50 enfermedades contagiosas, entre ellas la psicatosis, que afecta especialmente a personas con las defensas mermadas, como ancianos o enfermos de sida.

Sin embargo, la buena fama no abandona a esta ave de la familia de los colúmbidos. En la Biblia, por ejemplo, se relata que Noé dejó ir una paloma desde el arca después del Diluvio para intentar encontrar tierra firme, y que esta regresó con una rama de olivo en el pico. Además, el Espíritu Santo es comúnmente representado como una paloma que desciende de los cielos.

No tuvieron demasiada relevancia estos detalles para los vecinos de Villamuriel, que llevaban años manifestando sus quejas al Ayuntamiento de la localidad para que diera alguna solución al problema.

Fue entonces cuando la empresa vallisoletana Alturas Halcón se postuló como alternativa. Tras obtener los permisos oportunos, los profesionales comenzaron a realizar un estudio sobre la población y los distintos grados de ocupación de las palomas, determinando así los lugares frecuencias e intensidades de la captura.

En el periodo comprendido entre los meses de septiembre de 2010 y agosto de este año, fueron capturados 4.609 ejemplares, a través de «una técnica respetuosa con las palomas y eficaz, la cual implica muchos factores orientados a la captura con jaula trampa», explica el responsable de le empresa, Carlos Merino.

Una vez realizada la captura, las palomas son trasladadas a Tierra de Campos para repoblar los palomares de la zona. Antes, los ejemplares son desparasitados. Durante el traslado, algunas palomas mueren, porque «no todas son inmunes a las mismas enfermedades, y al juntarlas se contagian. Por seguridad sanitaria, estos animales son incinerados», señala Merino.

El trabajo de Alturas Halcón ha consistido en reducir a niveles mínimos la población de palomas -en torno a un centenar- y a lograr que se trasladen fuera del casco urbano. «Ponen ocho huevos al año, y cuanto más calor, más se reproducen. Además no tienen depredador natural» apostilla Carlos Merino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos