Tractorada lúdica en torno al vino

Veintitrés joyas de la mecánica agraria hicieron ayer escala en Peñafiel en su viaje hacia Miranda do Douro

AGAPITO OJOSNEGROSPEÑAFIEL.
Uno de los tractores antiguos de la comitiva, en la Plaza del Coso de Peñafiel. ::
                             A. OJOSNEGROS/
Uno de los tractores antiguos de la comitiva, en la Plaza del Coso de Peñafiel. :: A. OJOSNEGROS

A golpe de biela y pistón, sin prisa y con atractivas pausas, la Asociación Española de Amigos de la Maquinaria Agrícola -cuya sede se ubica en la segoviana localidad de Valverde del Majano, en el Museo del Tractor- se encuentra en plena ruta a bordo de una importante flota de tractores antiguos, disfrutando de la bajada del Duero, con la que pretenden conocer más de cerca y tener contacto con las denominaciones de origen vitivinícolas surgidas en torno al gran río del vino.

La marcha se prolongará hasta este domingo, cuando la comitiva tiene previsto desembarcar en la localidad portuguesa de Miranda do Douro, después de haber pasado por cuatro provincias castellano y leonesas y haber cubierto un trayecto que supera los 400 kilómetros.

Tras iniciar el viaje el pasado domingo en el municipio soriano de San Esteban de Gormaz y realizar parada y fonda en la localidad burgalesa de Roa de Duero, los participantes de esta aventura visitaron y repusieron fuerzas al mediodía en Condado de Haza y, por la tarde, las 23 joyas de la mecánica agraria llegaron a Peñafiel y aparcaron en la Plaza del Coso.

En esta villa ribereña hicieron un alto en el camino un poco más prolongado y el martes se desplazaron hasta la localidad segoviana de Sacramenia. A lo largo de la mañana de ayer los participantes en esta iniciativa visitaron las instalaciones del Museo Provincial del Vino, el castillo que acoge este espacio museístico, y también pasearon por los rincones más significativos de la población.

La tarde de ayer fue la de la despedida, pues la caravana puso rumbo hacia Valladolid, donde tenían previsto aparcar en el Paseo de Filipinos con la idea de exhibir los 23 tractores que conforman la expedición y cuyos miembros han llegado desde prácticamente toda la geografía española.

Entre los ejemplares mecánicos figuran algunos de mediados del siglo pasado con representantes de marcas muy conocidas, como John Deere, Detuz, Fiat, Renault, Massey Ferguson o Ebro.

El tractor que encabeza la marcha y que conduce el presidente de la asociación, José Luis Horcacajo, es un Volvo de 1958, cuyos pistones presentan un currículo con nada menos que 20.000 horas de trabajo.

De la capital vallisoletana la Asociación Española de Amigos de la Maquinaria Agrícola marchará hacia Toro, de aquí a Zamora y la última etapa les llevará hasta la citada Miranda do Douro, donde concluirá la expedición.