Cuatro años de cárcel por intento de robo en un convento de monjas

El acusado acumula en su historial delictivo 70 antecedentes policiales y está especializado en hurtos en colegios y centros religiosos

EL NORTEVALLADOLID.
Fachada del convento-colegio Nazaret, una de las comunidades religiosas asaltadas por el reincidente. ::                             ANTONIO QUINTERO/
Fachada del convento-colegio Nazaret, una de las comunidades religiosas asaltadas por el reincidente. :: ANTONIO QUINTERO

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid ha impuesto una pena de cuatro años de cárcel a Luis Miguel G. Y., que el pasado 21 de abril fue detenido en la capital gracias a la colaboración ciudadana, tras intentar robar en el Convento Nazaret de las Siervas del Evangelio y poner una navaja de grandes dimensiones en el cuello a una de las monjas. En el fallo, la jueza considera al asaltante autor de un delito de tentativa de robo con intimidación en casa habitada y con uso de arma, con la circunstancia agravante de reincidencia, y le impone cuatro años de prisión, así como otros doce días de localización permanente por la autoría de una falta de lesiones en concepto de responsabilidad civil. El condenado deberá indemnizar a la religiosa afectada con 900 euros por daños morales. El joven transeúnte que redujo al condenado deberá ser también indemnizado con otros 1.985 euros por daños y lesiones, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Amenazas

El acusado, sin embargo, ha sido absuelto del delito de amenazas, aunque, también en el capítulo indemnizatorio, deberá sufragar los gastos derivados de la sustitución de la puerta principal del convento, que fue forzada. Dicha cantidad se determinará en ejecución de sentencia.

Durante la vista, tanto el fiscal como la acusación particular, esta última en representación de la comunidad religiosa, mantuvieron una petición prácticamente coincidente y que consiste en cuatro años de prisión por delito de robo con intimidación, con el agravante de reincidencia; otros ocho meses de cárcel por delito de amenazas -el acusador particular eleva la solicitud a un año-, y doce días de localización permanente por una falta de lesiones.

Frente a tal petición, que incluía indemnizaciones de 1.100 euros para las hermanas por los daños ocasionados en la puerta del convento y otros 2.600 euros para el ciudadano que redujo al acusado y que resultó herido y con desperfectos en una camisa, la defensa solicitó un fallo absolutorio y, alternativamente, una condena mínima por una falta de tentativa de hurto.

En su declaración, el ya condenado, zamorano de 46 años y afincado en Asturias, con un historial a sus espaldas de setenta antecedentes policiales y varias condenas, reconoció que el día de autos, sobre las 13:00 horas del pasado día 21 de abril, entró en el Convento de las Siervas del Evangelio, sito en la calle Villanubla, en el barrio de La Victoria, con el propósito de llevarse algo de valor, si bien alegó que al ser sorprendido por una monja de edad avanzada optó por huir de forma precipitada, sin que en momento alguno llegara a amenazar a otra de las religiosas con una navaja de tipo mariposa y 13 centímetros de hoja con el fin de que abriera la puerta del inmueble y le dejara escapar. Su alegato exculpatorio, sin embargo, fue contradicho por tres de las monjas, entre ellas la superiora y la propia amenazada, María Jesús R. M., quien ratificó que el asaltante, tras ser sorprendido cuando merodeaba la planta superior donde se encuentran los dormitorios, la agarró por el brazo en el mismo momento en que ella expresó su intención de llamar a la policía. «Me amenazó para que abriera la puerta», sostuvo la testigo, que confirmó que el presunto ladrón le puso una navaja en el cuello.