Guerra también prefiere no estar en las listas del PSOE

La exministra Carmen Calvo se niega a entrar en la candidatura de Córdoba porque la encabeza Rosa Aguilar

R. GORRIARÁNMADRID.
Alfonso Guerra, ayer, durante el pleno extraordinario del Congreso de los Diputados. ::
                             JOSÉ RAMÓN LADRA/
Alfonso Guerra, ayer, durante el pleno extraordinario del Congreso de los Diputados. :: JOSÉ RAMÓN LADRA

Alfonso Guerra, histórico donde los haya, se sumó al club de dirigentes del PSOE que no desea encabezar candidaturas para las elecciones del 20 de noviembre. «Uno va cumpliendo años y quizá sea razonable decir ya basta», comentó ayer el exvicepresidente del Gobierno, de 71 años. Se convierte así en el tercer dirigente que comunica a Alfredo Pérez Rubalcaba que no desea ir en las listas. Antes que él mostraron esa voluntad José Bono y la vicepresidenta Elena Salgado.

Guerra señaló que tiene «dudas» sobre la conveniencia de encabezar la candidatura socialista por Sevilla porque, aunque todavía tiene «cuerpo» para seguir en el Congreso, ya es un veterano. El también exvicesecretario general del PSOE con Felipe González es el único diputado que ha ocupado un escaño en todas las legislaturas desde la restauración de la democracia. Fue elegido en 1977 y desde entonces no ha dejado el palacio de la Carrera de San Jerónimo. Se siente, por tanto, legitimado tras 34 años de parlamentario para decir «ya no más». Condicionó, de todos modos, su continuidad a lo que decidan sus compañeros, y si le ofrecen seguir «lo pensaré», pero si no es así se irá «con mucho gusto».

El proceso de confección de las listas electorales en teoría no ha comenzado en el PSOE, pero entre los diputados no se habla de otra cosa. El primero en mostrar sus cartas fue Bono, quien señaló la semana pasada que no figuraba entre sus planes volver a presentarse. La vicepresidenta Elena Salgado confirmó ayer que «preferiría no ir» en las listas. Ambos dejaron la última palabra a Rubalcaba, quien de momento no ha dicho nada.

El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, aún no ha dado a conocer sus planes, pero si mantiene su palabra no repetirá como cabeza de lista por León, ya que a lo largo de la legislatura ha dicho numerosas veces que su futuro político está ligado al de José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del Gobierno se retira.

Pero no todo son salidas. El ministro del Interior, Antonio Camacho, será por primera vez candidato el 20-N, aunque no está decidida la circunscripción. También la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, se estrenará en una candidatura del PSOE y encabezará la de Córdoba. Aguilar fue diputada de IU entre 1993 y 2000. Si se confirma esta operación, la exministra de Cultura Carmen Calvo anunció que se negará a estar en la lista por «coherencia» con las discrepancias con Aguilar.

Otro que es posible que vuelva a las listas es el vicepresidente tercero, Manuel Chaves por Cádiz.