El defensa central Aitor Blanco rescinde su contrato con el Palencia

La inestabilidad económica del año pasado y la actual inseguridad de cobro son los dos motivos aducidos por el jugador

Á. M. PALENCIA.
Aitor Blanco, a la izquierda, en su último partido con la camiseta del Palencia, el pasado miércoles en el campo de El Otero. ::
                             VÍCTOR HERRERO/
Aitor Blanco, a la izquierda, en su último partido con la camiseta del Palencia, el pasado miércoles en el campo de El Otero. :: VÍCTOR HERRERO

El Palencia sigue estancado en su crisis, donde el plano económico ha salpicado al deportivo con el tope salarial que está implantando para toda la plantilla el director general, Óscar Mata. Y es que cuando parece que se da un paso adelante, al día siguiente se vuelve al origen. Y de ahí no pasa. Mientras, los jugadores van y vienen.

Era un secreto a voces y ayer se confirmó la noticia. Aitor Blanco no seguirá jugando con la camiseta del Palencia. El futbolista y el club llegaron ayer a un acuerdo por el que el defensa vasco se desvincula del Palencia y no cumplirá el año de contrato que le restaba.

«Todo aquel que no quiera seguir en el Palencia tiene las puertas abiertas para no continuar en el equipo». Ha sido una de las frases más repetidas por Mata durante la última semana. Y no ha tardado mucho tiempo el director general en llegar a un acuerdo con uno de los jugadores más veteranos del Palencia.

Aitor Blanco, que empezaba este año su séptima temporada en el Palencia, ha decidido seguir el mismo camino que hace diez días emprendieron sus compañeros Pepe Saavedra, Chuchi Jorques y Alejandro Suárez, quienes ya han encontrado acomodo en otros conjuntos de la Segunda División B.

Los motivos del cambio de aires han sido económicos. «Hablé con Óscar Mata y no me aseguraba el cobro de la próxima temporada. No quiero volver a pasar la situación del año pasado. El Palencia es media vida mía y le he tenido que dejar por ofertas económicas inferiores», agregó ayer un Blanco nostálgico.

El destino del defensa vasco va a ser, a partir de hoy, el Mirandés. En la localidad burgalesa compartirá equipo y posición con el exjugador del Palencia Álvaro Corral. Esta pareja ya luchó por ascender a Segunda División A con los morados en la temporada 2006-2007. «Confío en que Álvaro me ayude a instalarme en Miranda de Ebro», finalizó.

Además, Mata no descarta llegar a nuevos acuerdos de rescisión de contrato con otros jugadores de la primera plantilla que tienen unos salarios muy superiores a los que el club puede pagar. «Cuando asumí la dirección general aseguré que íbamos a poner un tope salarial para esta temporada y lo pretendo llevar a cabo», indicó ayer el director general del club, que se reunirá hoy con el presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández. Este encuentro se producirá tras la negativa que le dio Gonzalo Pérez Ibáñez, presidente de la Fundación Provincial de Deportes, el pasado martes, cuando Óscar Mata reclamó una ayuda económica urgente.

Por otra parte, el entrenador del Palencia, Ramón María Calderé, junto con Óscar Mata, sigue perfilando la plantilla del Palencia para la próxima temporada. La prioridad del entrenador es la contratación de un defensa central, ya que tan solo el oscense Carlos Castán ocupa esa demarcación.

Pero no solo hace falta un zaguero. En esto siguen trabajando Calderé y el segundo entrenador, Juanjo Rodríguez, que han pasado una lista de jugadores a Óscar Mata para ver si cuadran dentro del perfil económico. «Cuando vine había unos futbolistas y algunos ya no están. Es un tema que respeto. La ilusión sigue presente. Ahora hemos pasado unos nombres a Mata y esperamos concretar más fichajes», manifestó ayer Calderé, que realizará los descartes de los jugadores a prueba el próximo domingo contra el Aguilar. Cristian tiene muchas posibilidades de seguir.

Fotos

Vídeos