Fomento promoverá el empleo con la rehabilitación de edificios y calles

La Junta saca un plan de viviendas para facilitar alquiler y compra a 4.000 jóvenes

ANA SANTIAGOVALLADOLID.
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, comparece en las Cortes. ::                             LETICIA PÉREZ-ICAL/
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, comparece en las Cortes. :: LETICIA PÉREZ-ICAL

La crisis marca las líneas principales de actuación de la Administración y, sobre todo, la sostenibilidad «como un objetivo» y no como adorno expositivo y la continuidad como casi la única posibilidad real porque el ya sugerido recorte presupuestario dificulta planificar cuatro años de actuaciones con grandes novedades que no sean legislativas. Las arcas mandan. También en la Consejería de Fomento que, en esta legislatura, suma las competencias de Medio Ambiente y que busca para los próximos ejercicios el impulso del empleo y la revitalización económica de forma transversal en todos sus programas. Más que grandes novedades, nuevas carreteras o programas pioneros, este departamento apuesta, según explicó ayer en las Cortes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, por la consolidación de redes y actuaciones puestas en marcha en ejercicios anteriores y por algún recorte para reducir empresas públicas y contener gastos.

Entre los principales proyectos para los próximos cuatro años, la Junta apuesta por la recuperación de las ciudades y su alfoz y también por la rehabilitación de edificios. Entre los objetivos marcados por Silván, está desarrollar una política integrada de desarrollo sostenible orientada a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como mantener el apoyo público a los ciudadanos y familias con mayores dificultades a causa de la crisis, y ello enmarcado en el impulso de nuevas formas de actividad económica y generación de empleo en el sector de la construcción. Para ello, anunció el Proyecto de Ley de Regeneración Urbana para el primer año de legislatura. Todas las políticas públicas que actúan sobre las ciudades y pueblos se orientarán hacia la regeneración urbana con el fin de revitalizar el patrimonio urbano, el desarrollo local y garantizas la sostenibilidad. En este marco, también ampliará la Consejería el programa Rehabitare, desarrollado en Palencia como proyecto piloto, a toda la comunidad. Se trata de favorecer la recuperación de antiguos edificios en desuso para destinarlos a residencia en renta. Asimismo, Fomento implantará un nuevo Programa de Alquiler Social que ampliará la oferta pública de viviendas para arrendar en colaboración con los ayuntamientos, y se ampliará a nuevos municipios el programa de fomento de pisos en renta, Revival y la Bolsa de Alquiler Joven. Estas políticas de alquiler y compra dan un lugar especial a los jóvenes: el plan proyecta beneficiar a 4.000 hasta el año 2015. Una línea de actuación que la Administración regional completará con el desarrollo reglamentario de la Ley de Derecho a la Vivienda aprobada en la cerrada legislatura.

Además, en la línea de reducción de empresas públicas, la Consejería integrará en una única Sociedad la de Medio Ambiente (Somacyl) y la empresa pública Promoción de Viviendas, Infraestructuras y Logística (Provilsa).

Asimismo, Silván anunció un proyecto de Ley de Información Territorial y Datos Espaciales para garantizar el acceso a la información.

La Junta también prevé colaborar con los operadores de telecomunicaciones de telefonía móvil, televisión digital y banda ancha para favorecer el uso compartido de las infraestructuras de titularidad pública y privada existentes en la comunidad y «minimizar así su impacto ambiental».

En cuanto a carreteras e infraestructuras, la comparecencia del consejero en las Cortes, además de anunciar la elaboración de una nueva Estrategia de Seguridad Vial 2013-2016 con mejoras en las vías regionales, apuntó al despliegue de las infraestructuras viarias, con especial incidencia en la conservación y mantenimiento del patrimonio, y a asegurar el abastecimiento, calidad de agua y depuración mediante las infraestructuras hidráulicas. En carreteras, el mayor peso de su exposición estuvo destinado a pedir al Gobierno central que cumpla compromisos. Asimismo, anunció una nueva legislación en pesca y transporte interurbano y medidas para agilizar las tramitaciones de obras.

Por su parte, la portavoz socialista, Ana María Muñoz, aseguró que la nueva Consejería de Fomento y Medio Ambiente es «más de lo mismo», una política «continuista» que renueva compromisos «incumplidos» en anteriores legislaturas.

Críticas de la oposición

Muñoz tachó de «macroconsejería» al departamento que dirige Antonio Silván, que suma también competencias de Protección Civil, y criticó algunos recortes que afectarán a la seguridad ciudadana, en los que debe de haber «si no los justos, ninguno». Destacó que Silván anunció la aprobación de tres espacios naturales sin especificar cuáles «cuando hay 17 pendientes», y aclaró que mientras una carretera puede no hacerse, las actuaciones medioambientales, como la depuración o abastecimiento, inciden directamente en la salud. Y, en cuanto al agua, aseguró que es el Estado el que está «salvando la situación».

El portavoz del Grupo Mixto, Alejandro Valderas, de UPL, alabó que el consejero fuera «capaz de hacer propuestas polémicas y no las oculte», pero criticó que cuando falta dinero se diga «que lo haga Madrid», y exigió que se lleven a cabo proyectos de cooperación con el Gobierno.

Por su parte, José María González, de IU, manifestó que estaba «sumamente preocupado» por la prioridad de la Junta para construir, frente al medio ambiente.