La Carpa Mirazozo prorroga la Noche de Luna Llena en un viaje al color

La explosión sensorial de la instalación realizada por Architects of the Air estará abierta al público desde hoy

C. B. E.SEGOVIA.
Un cámara graba ayer la Carpa Mirazozo, donde una voluntaria prueba tumbarse en una estancia. ::
                             J. SEGOVIA/
Un cámara graba ayer la Carpa Mirazozo, donde una voluntaria prueba tumbarse en una estancia. :: J. SEGOVIA

Arte a espuertas y toneladas contemporaneidad se alían en La Noche de Luna Llena más vanguardista, directa y vehemente de cuantas se han desarrollado, como ha ensalzado el comisario de la iniciativa, Rafael Doctor. Este monumental y popular escaparate de la candidatura de Segovia a la Capitalidad Europea de la Cultura de 2016 arranca hoy con la apertura de la Carpa Mirazozo. El proyecto de la compañía Architects of the Air «no es un mero castillo hinchable», apuntala una de sus promotoras, la francesa Flor Guerin, durante una primera visita iniciática a este viaje sensorial a través de todo un universo cromático. Rojos, verdes, púrpuras, morados, fucsias, naranjas... La paleta atmosférica inunda los espacios en los que se divide esta frágil y efímera catedral de PVC, cuyos haces de color apenas miden medio milímetro de espesor para estallar en esta especie de «parque interior», tal y como lo define Guerin. La instalación está enclavada a orillas de Eresma, en el paseo natural que une los puentes de la Casa de la Moneda y San Marcos. Las sombras de las ramas reflejadas sobre el plástico dotan aún de más vida a este laberinto traslúcido de cúpulas y pasadizos que iluminan en distintos colores el paso y la estancia de los visitantes.

Pueden andar, tumbarse, sentarse, hablar, sacar fotos, grabar la vivencia o simplemente escuchar la música relajante que Michael Morris ha compuesto especialmente para profundizar en esta experiencia sensorial que ya han probado a principios de año en el Opera House de Sydney y que es la primera vez que recala en España. «La sensación es de un edificio vivo, orgánico», explica Flor Guerin. Pero hay que adentrarse, recorrer las habitaciones o instalarse cómodamente bajo esas cúpulas y en esos corredores iluminados para comprobar los cambios de luz y los espectros variables de colores, que se acusan más cuando el sol cae.

La entrada es gratis. Hoy y mañana estará abierta desde las 16:00 hasta las 22:00 horas. La última admisión será veinte minutos antes del cierre. La Noche de Luna Llena del sábado la apertura será a las 20:16 horas y estará abierta cerca de una hora y media. Después, a partir de las 22:30 horas se encenderán las luces desde dentro para que la instalación quede visible en el exterior y los haces de colores se alcen al cielo.

La organización ha previsto que, como máximo, haya 80 personas al mismo tiempo en el interior. Si la cola de intrépidos 'inquilinos' ávidos por experimentar este viaje sensorial y cromático se alarga, las visitas se limitarán a 20 minutos. Los representantes de Architects of the Air insisten en que los niños han de ir acompañados en todo momento por sus acompañantes adultos.

Guerin explica que la elaboración de la Carpa Mirazozo se ha llevado a cabo de forma puramente artesanal. «Todas las miles de piezas que lo componen están cortadas y pegadas a mano» en el taller de la compañía en Nottingham.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos