Salamanca participa en el éxito científico que ayudará a los enfermos de leucemia

Expertos de varias universidades descifran el genoma completo de esta enfermedadLos investigadores salmantinos aportaron cien muestras de pacientes para poder validar los resultados

FRANCISCO GÓMEZSALAMANCA.
Los investigadores del servicio de hematología Marcos González Díaz y Jesús María Hernández Rivas. ::                             JESÚS FORMIGO-ICAL/
Los investigadores del servicio de hematología Marcos González Díaz y Jesús María Hernández Rivas. :: JESÚS FORMIGO-ICAL

La leucemia linfática crónica es uno de los tipos de cáncer con peor pronóstico en la actualidad y una de las enfermedades hasta ahora más desconocidas. Sin embargo, ese desconocimiento ha perdido algo de fuerza gracias a la labor de doce grupos de investigación españoles que han conseguido descifrar el genoma de la enfermedad en cuatro pacientes tipo.

Se trata de un paso sin precedentes en la investigación sanitaria española al que han contribuido decisivamente los equipos del Centro de Investigación del Cáncer y del Hospital Clínico de Salamanca, aportando un centenar de muestras de pacientes de leucemia linfática, fundamentales para validar los resultados obtenidos.

El doctor Marcos González Díaz, investigador del Servicio de Hematología del Hospital salmantino, explicó en la presentación de resultados que con una prevalencia de 16 casos por cada 100.000 habitantes y año, la leucemia linfática crónica «presenta en general dos variantes, una de muy mal pronóstico en la que apenas se puede alcanzar una supervivencia de dos años y medio, y otra en la que el paciente alcanza la media de vida similar al de su grupo de edad».

Las razones por las que la enfermedad tiene uno u otro desarrollo eran hasta ahora desconocidas y para aclarar este punto central tendrá una enorme relevancia la secuenciación del genoma que ha podido llevarse a cabo con cuatro pacientes de manera completa.

De esta forma, Marcos González señaló que «la secuenciación ha identificado muchas mutaciones y de estas, en un principio se detectaron 40 genes que eran potencialmente causantes de los efectos patogénicos de la enfermedad».

Lo que se hizo después fue validar los resultados obtenidos con los cuatro pacientes, contrastándolos con otras trescientas muestras de personas afectadas por la enfermedad, de ellas el grupo de cien aportadas desde Salamanca. Y de este paso, los investigadores, tal y como publicó en su edición de ayer la prestigiosa revista científica 'Nature', han reducido a cuatro los genes que en principio estarían involucrados de forma decisiva en la patogenia que desencadena la leucemia linfática crónica.

Enfermos

El doctor José María Hernández Rivas, responsable del área de Genética del Servicio de Hematología del Hospital de Salamanca, destacó que estos resultados «han sido posibles gracias a la colaboración más que generosa de los enfermos, que se han tenido que someter en varias ocasiones a la toma de muestras y que han posibilitado la realización de los estudios moleculares» con los que se ha llegado a esa conclusión.

Hernández Rivas destacó asimismo el «gran trabajo» realizado desde el grupo de Salamanca, ya que ha permitido «ofrecer muestras de una gran calidad, perfectamente caracterizadas y separadas las células tumorales de las células normales, algo que es una tarea clave para evitar que se contaminen los resultados».

Los dos doctores que han participado directamente en la coordinación de la toma de muestras destacaron en cualquier caso que «aún queda mucho trabajo por hacer» y que el avance conseguido con la secuenciación del genoma «no supone una mejora de hoy para mañana para el paciente»

Sin embargo, el subdirector del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, integrado en el Consorcio Español para el Estudio del Genoma de la Leucemia, señaló que «el paso conseguido forma parte de un esfuerzo global por definir las alteraciones moleculares en tumores en pacientes individuales», lo que abre la puerta para abordar el tratamiento del cáncer en un futuro más cercano «de una forma casi individualizada, posibilitando erradicar la enfermedad de una forma más eficaz y menos tóxica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos